El fotógrafo García-Alix representará a León en ARCO

Fotografía ‘Reloj de pájaro’ (2016), del artista leonés Alberto García-Alix, que podrá contemplarse en el expositor de la Galería Juana de Aizpuru en ARCOmadrid 2018. /
Fotografía ‘Reloj de pájaro’ (2016), del artista leonés Alberto García-Alix, que podrá contemplarse en el expositor de la Galería Juana de Aizpuru en ARCOmadrid 2018.

La feria arranca el miércoles, 21 de febrero, con 211 galerías de 29 países pero sin presencia de ninguna de la autonomía por primera vez en 13 años

LEONOTICIAS

Con ‘el futuro’ como leitmotiv, la 37ª edición de la feria ARCO abrirá sus puertas en los pabellones 7 y 9 de Feria de Madrid el próximo miércoles, 21 de febrero, con la participación de 211 galerías de 29 países, de las cuales por primera vez en los últimos 13 años ninguna estará radicada en Castilla y León, tras la ausencia de la salmantina Adora Calvo. Sí estarán representadas las nueve provincias de la autonomía con al menos 18 artistas, dentro de las cuales Segovia y Zamora, con tres creadores en cada caso, son las que tendrán más presencia.

Las provincias de León y Ávila contarán con un único representante. Varias fotografías de Alberto García-Alix (como ‘Cabeza de chorlito’, ‘El cómplice’, ‘Flor de tumba’ o ‘Reloj de pájaro’) presidirán las paredes del stand de Juana de Aizpuru, y el albaceteño Benjamín Palencia, que residió durante más de 40 años en el municipio abulense de Villafranca de la Sierra, contará con su pieza ‘Dos figuras’, realizada en tinta y acuarela sobre papel en 1934, en el stand de la Galería Leandro Navarro.

Por la provincia de Segovia, Alberto Reguera participará en el certamen en el expositor de la Galería Fernández-Braso, donde mostrará algunos de sus últimos trabajos (realizados específicamente para el stand) junto a piezas de los fallecidos Antoni Tàpies y Albert Ràfols-Casamada, y del zaragozano José Manuel Broto. “Pienso que hay un denominador común de los cuatro, que es el amor por el color mediterráneo, por las texturas, por la carnalidad y la sensualidad en la pintura, intentando transmitir sensaciones a través de las vibraciones cromáticas de la pintura”, detalla.

Las piezas que llevará a ARCO pertenecen a su serie ‘Paisajes abstractos tridimensionales’, donde los bordes de las obras contrastan deliberadamente con la parte frontal del cuadro. “Entre sus lados y la pintura siguiente trato de establecer una sutil relación, de contraste y secuencia cromática al mismo tiempo… El paisaje abstracto se estira y crece por sus lados, pero no se desborda fuera del cuadro, como hubiera sido el caso de mis pinturas en expansión”, desgrana a Ical.

Tampoco faltará a la cita Esteban Vicente, cuyos lienzos podrán verse en el expositor de la galería barcelonesa Marc Domènech, mientras que la nómina de segovianos se completará con el platense César Paternosto, afincado en la ciudad del Acueducto desde hace una década. Él será el artista vinculado con Castilla y León con mayor presencia en ARCO, ya que sus lienzos podrán admirarse en cuatro stands: la brasileña DAN Galería, la parisina Denise René, la argentina MCMC y la madrileña Guillermo de Osma.

En ese sentido, María Calcaterra - moderno y contemporáneo (MCMC), con sede en Buenos Aires-, mostrará piezas emblemáticas de Paternosto como ‘Maldoror’ (1966), junto a obras recientes como ‘Tensiones lineales, 6’ o ‘Vertical- Rojo lateral’. En Denise René las obras elegidas son el óleo ‘Vertical, 6’ y el collage ‘Construcción en papel, # 19’, mientras que en Guillermo de Osma se podrán ver piezas de los dos últimos años, como ‘Espacios Asimetricos 3’ o ‘Tensiones Lineales/ Espacios Asimétricos 9’. Y en DAN Galería las obras elegidas han sido lienzos como ‘Deconstrucciones, # 11’ (2009), ‘Ritmos: Oro, Rojo, Negro’ (2011) o la muy reciente ‘Espacios Asimétricos, 13’ (2017).

Por la provincia de Zamora, otro clásico como el escultor Baltasar Lobo volverá a tener presenta en el expositor de la galería catalana Marc Domènech y en el de la madrileña Leandro Navarro. En esta última se exhibirá una de las ocho piezas numeradas que existe de su obra ‘Mère et enfant La Ciotat sur socle’ (1947), de la cual existen ejemplares instalados en la ciudad de Zamora, en la plaza del Ayuntamiento de Fâllanden (Suiza), en el Parque de la Ciudad de Luxemburgo (Gran Ducado de Luxemburgo), y en el Jardín de las Artes, Plaza André Malraux, en Saint-Germai-en-Laye (Francia). Los otros dos zamoranos con presencia en el certamen serán Ana Prada, en la galería madrileña Helga de Alvear, y Juan Correa, en la Galería Marlborough.

Variada presencia

Las provincias de Burgos, Palencia, Salamanca, Soria y Valladolid contarán, por su parte, con dos representantes cada una durante el certamen, que se celebrará desde el miércoles 21 hasta el domingo 25 en Ifema. Así, los burgaleses Néstor Sanmiguel e Isaac Montoya mostrarán sus trabajos en los stands de la galería madrileña Maisterravalbuena y de la alicantina Galería Aural, respectivamente.

Montoya presentará ‘A las puertas del mundo’, una creación digital de gran formato, donde invita a reflexionar sobre la civilización, la cultura y la deshumanización del hombre contemporáneo. En medio de un océano irrumpe una isla fantasmal e innacesible, rodeada de alambradas, muros y fronteras. Dentro de ella, se vislumbra un sinfín de arcos históricos (desde el de Constantino, en Roma, hasta la Puerta de Alcalá, en Madrid), como símbolo ficticio de la entrada hacia un mundo mejor.

Por la provincia de Palencia, David Rodríguez Caballero será una vez más protagonista en el expositor de la prestigiosa galería Marlborough, mientras que la obra del palentino afincado en Londres Juan Cruz formará parte del stand de la Galería Elba Benítez. En el caso de Salamanca, Bene Bergado mostrará su provocadora obra en Espacio Mínimo, mientras que Fernando Sinaga exhibirá en la Galería Aural piezas como ‘Oscillum’ (2009-2010) o ‘Aparición de fuerzas desencadenantes de otras fuerzas’ (2014), en las que cuestiona la relación de los hombres con el mundo, como “seres suspendidos en el vacío”.

Por Soria, el pintor, escultor y fotógrafo Mariano Carrera Blázquez (conocido como Dis Berlín) estará presente en el expositor de Guillermo de Osma, con tres lienzos muy recientes (‘Atalaya racionalista’, ‘Cancio?n de los amores perdidos’ y ‘Flores nocturnas’), dominados por tonos rojizos. Además, en la Galería Aural el también soriano (afincado en México) Juan José Martín Andrés exhibirá varias piezas de sus series ‘The Comparative Atlas. London 1948’ y ‘Serie Atlas Mundial de Selecciones- 1979’. Ambos proyectos parten de procesos de documentación y recopilación de elementos gráficos cotidianos como son los periódicos, portadas de libros y revistas, titulares de prensa, cómics, carteles y gráfica publicitaria de la calle, y en ellos reflexiona sobre la geografía, lo geopolítico, lo fronterizo, los puntos de tensión o conflicto y cómo todo ello incide en la sociedad.

Asimismo, los vallisoletanos que este año participarán en la feria serán por una parte Eugenio Ampudia, que repite en Max Estrella, esta vez con la pieza sonora e interactiva ‘Try Not To Think Too Much’, donde continúa la línea de trabajos suyos anteriores al enfatizar el carácter del arte como efectivo medio de comunicación, pero en esta ocasión juega con la paradoja de romper ese flujo a través del ruido comunicacional que nos envuelve, y que se transforma en un silencioso método de influencia en nuestro entorno cotidiano.

Por otro lado Dora García contará con doble participación, al estar representada en Juana de Aizpuru y en la barcelonesa ProjecteSD. En el primero de esos espacios se mostrará al público una docena de dibujos donde ella misma traza la relación entre las obras y ‘performances’ que ha ido creando a lo largo de su trayectoria. Y en ProjecteSD mostrará su película de 2007 ‘Film (Hôtel Wolfers)’, que ya pudo verse con anterioridad en el Musac, con sede en León.

La película presenta un recorrido por el interior de la celebrada Maison Wolfers de Bruselas (diseñada por Henry Van de Velde), mientras una voz masculina en off relata las acciones y planos de la única película realizada por Samuel Beckett, ‘Film’ (1964). “Pensé en utilizar ese texto con una imagen correspondiente a cámara subjetiva retratando algo que estuviese lleno de melancolía, entropía, gloria pasada, una imagen que pudiera competir con el rostro de Buster Keaton en ‘Film’. Lo encontré en la Maison Wolfers”, explica la artista, que con esa pieza sitúa al espectador como sujeto, ojo y cámara a la vez, en un escenario a caballo entre la realidad y la ficción.

Contenido Patrocinado

Fotos