Leonoticias

El cineasta Andrés Duque estrena en el Musac 'Oleg y las raras artes'

Fotograma de la película.
Fotograma de la película.
  • Dentro del Grupo de Diálogo de Cine Contemporáneo ofrecerá, previamente, una master class donde analizará los cambios experimentados por el cine con la llegada del formato digital

El Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) recibe el próximo sábado la visita del cineasta Andrés Duque, que ofrecerá una master class a los asistentes antes de la proyección de 'Oleg y las raras artes' que se estrenará en León. La actividad, que se enmarca dentro del Grupo de Diálogo de Cine Contemporáneo del centro cultural, tiene carácter gratuito y la entrada será libre hasta completar aforo.

El objetivo de la clase será analizar los cambios experimentados por el cine con la llegada del formato digital. Desde finales del siglo pasado el celuloide ha dado paso a nuevas tecnologías que han contribuido a la democratización del cine y también a la creación de nuevos estilos y estéticas. Una forma de mirar al mundo impulsada tanto por autores veteranos que comenzaron en el paradigma fílmico como por jóvenes talentos que no dejan de reformular y agitar el panorama cinematográfico.

Andrés Duque tomará conceptos teóricos sobre qué es el cine en la era digital para reflexionar acerca del cambio de paradigma entre el analógico y las nuevas tecnologías, preguntándose cuáles son las dinámicas clave del cine contemporáneo. Mostrando ejemplos del pasado y el presente, el cineasta pondrá en cuestión nociones como autoría, espacio, cuerpo, realidad y ficción.

Posteriormente, a partir de las 20:10 horas, se proyectará el último documental de Andrés Duque, 'Oleg y las raras artes', un retrato del pianista ruso Oleg Karavaichuck, que de niño maravilló a Stalin y que años después fue censurado hasta la década de 1980. Oleg Karavaichuk es un músico ruso de 89 años que cada día acude a tocar el piano imperial del Hermitage y sobre su figura ha realizado Duque su documental. Se trata más concretamente de una película sin más voz que la de Oleg, que fascina al espectador con sus relatos de la Rusia del pasado y sus improvisaciones al piano. Y luego porque este hombre es a la vez un genio de la transformación y un narrador nato, un loco y un santo, un enigma indescifrable, el emblema perfecto de nuestro tiempo.

El documental, una oda al arte y a la creación libre, se estreno en el Festival Punto de Vista, donde se alzó con el Gran Premio a la mejor película, y en el Festival internacional de cine de Rotterdam, cosechando el entusiasmo de crítica y público. Desde entonces ha recorrido numerosos festivales nacionales e intencionales, entre ellos Cinéma du Réel, donde obtuvo el Premio a la mejor banda sonora original y Mención Especial, y el Festival d’Autor, donde consiguió el Premio Talents.

Temas