'Verónica', el pánico cañí de Paco Plaza

Fotograma de 'Verónica'. / Óscar Chamorro

«La peor pesadilla es la realidad», dice el cineasta, que inaugura el género del «terror gótico de barrio» en su nueva película

MIGUEL LORENCIMadrid

«La verdadera pesadilla es la realidad. Las más terribles están en los periódicos y en los telediarios». Lo dice Paco Plaza (Valencia, 1973) un maestro del cine de terror que con 'Verónica' explora un nuevo género cañí: «el terror gótico de barrio» o «vallecano». Creador de la exitosa saga de 'REC' junto a Jaume Balagueró, Plaza asusta esta vez en un ámbito poco aterrador, el entorno de una familia de extrarradio en el Madrid de los noventa sacudida por unos fenómenos paranormales constatados por la policía. Se estrena este viernes y en septiembre se presenta en el Festival de Toronto.

Más información

Plaza se inspira en un caso real datado en 1992, el único en el que la Policía certificó la presencia de «fenómenos inexplicables». Da la alternativa a Sandra Escacena, una joven de 17 años que debuta en el cine con un futuro prometedor. Encabeza el reparto junto a Ana Torrent, que debutó con siete años a las órdenes de Víctor Erice en 'El espíritu de la colmena' y con nueve rodó 'Cría cuervos' con Carlos Saura, una película y un director fetiche para Plaza.

«Hay elementos clásicos del terror en una realidad muy concreta, muy neutra, con estética de barrio. Aquí no tenemos mansiones victorianas, y sí esos bloques de ladrillo rojo de cualquier barrio periférico», explica el director de 'Verónica'. Entre juegos de güija, espíritus malignos y pánico cañí, recrea el madrileño barrio de Vallecas, donde a principios de los noventa una joven murió «por causas desconocidas», según el parte médico, tras invocar a los espíritus con sus amigas. El informe policial habla de «misterios y rarezas» en la casa de la joven, con armarios y puertas batiendo sin control y ruidos atronadores tan «inexplicables» como las manchas en paredes y colchones descritas como «babas». «No es un documental», aclara Plaza.

Fotos