Rayo McQueen se hace mayor

Brian Fee (i), director, Kim White (c), directora de fotografía y Kevin Reher (d), productor. / Efe I R.C.

'Cars 3', la nueva película de la saga de Pixar, se estrena en España el viernes 14

CARLOTA EZQUIAGAMadrid

“Rayo McQueen ha sido el mejor toda su vida. Y un día se despierta y se da cuenta de que ya no lo es; hay una generación más joven contra la que no puede competir. Ve cómo se está quedando fuera de lo que más ama en la vida, las carreras, y lucha por mantener su posición en ese mundo”, explica Brian Fee, director de 'Cars 3'.

La tercera película de la saga de Pixar se estrena en España el viernes 14 después de haber liderado la taquilla en Estados Unidos. Es una historia muy profunda y emocional, explican el director y productor en su visita promocional a Madrid; vuelve al tono de la primera película. Rayo McQueen está en una encrucijada vital.

Es la primera vez que Brian Fee, animador en las dos películas anteriores, se pasa a la dirección. No estaba en sus planes, pero no pudo negarse cuando se lo pidió John Lasseter, el director de las dos primeras.

Puede dar vértigo atreverse con una saga que tiene ya tantos fans. Pero el director no tenía miedo de los seguidores: "yo soy uno de ellos", asegura. "Entré a trabajar en Pixar en Cars 1, así que estos personajes son como de la familia para mí. Soy yo el que se pone mucha presión encima porque quiero asegurarme de que les hago justicia y pongo en pantalla la mejor versión de estos personajes que tanto amo”.

A la vez, explica su productor Kevin Reher, querían que el público viera un Cars diferente; que no sintiesen que estaban viendo lo mismo otra vez. Kim White, directora de fotografía e iluminación, también quería reflejar el espíritu de Cars, que se estrenó hace una década, actualizándolo con la tecnología de hoy en día.

“Es el mismo mundo que recuerdas, pero con gafas mejor graduadas”, apunta el director. “Visualmente, es lo más bonito que hemos hecho nunca en Pixar”.

La primera mujer de Cars

Destaca el personaje de Cruz Ramírez, un coche amarillo mujer, joven y latina, que se encarga de entrenar a McQueen. “Su historia es sobre cumplir los sueños, sobre no encajar, y sentir que no puedes hacer algo”, dice el productor.

Cruz nació como un hombre pero, en algún momento del camino, se dieron cuenta de que no tenía por qué serlo. En un mundo tan masculinizado como el de las carreras de coches, el hecho de ser un personaje femenino la haría todavía más 'outsider' y tener que luchar más para llegar hasta donde quiere.

Para Fee, además, es especialmente personal porque tiene dos hijas. “Me marcaron mucho algunas cosas que me decían como ‘No voy a tocar la guitarra porque es para chicos’, o verles no intentar algo por miedo a no ser buenas”, explica. “¡Pero es normal ser malo cuando estás empezando! A través del personaje de Cruz intento decir muchas cosas a mis hijas”. Como ellas, muchas niñas verán, por fin, a una mujer entre los coches de carreras.

Fotos