La acusación contra Kevin Spacey por acoso sexual pone en jaque su carrera

El actor Kevin Spacey./Nicholas Kamm (Afp)
El actor Kevin Spacey. / Nicholas Kamm (Afp)

Netflix ha confirmado que la sexta temporada de 'House of Cards', cuyo rodaje arrancó en Maryland hace dos semanas, será la última

EFELos Ángeles

Kevin Spacey se encuentra en el punto de mira de Hollywood tras ser acusado de acoso sexual por el actor Anthony Rapp, una polémica que coincide con el adiós de la serie 'House of Cards' y hace tambalear la carrera del doble ganador del Óscar.

Horas después de conocerse la acusación contra Spacey, Netflix confirmó que la sexta temporada de la serie, cuyo rodaje arrancó en Maryland hace dos semanas, será la última.

El medio especializado TV Line, citando fuentes de Netflix, apuntó que el fin de "House of Cards" se decidió hace meses y que la cancelación de la serie no tiene que ver con el escándalo que rodea a Spacey.

Pese a ello, Netflix y Media Rights Capital, productora del show, aseguraron poco después en un comunicado que están "profundamente preocupados" por las acusaciones contra Spacey.

Ejecutivos de las dos compañías visitaron hoy Baltimore (donde se rueda la serie) para encontrarse con el reparto y el equipo "para asegurar que se continúan sintiendo seguros y apoyados. Como estaba planeado previamente, Kevin Spacey no está trabajando en el set en estos momentos", añadió la nota.

Beau Willimon, el que fuera creador de la serie "House of Cards", admitió, por otra parte, que la acusación contra Spacey es "profundamente preocupante".

"Durante el tiempo que trabajé con Kevin Spacey en 'House of Cards', nunca presencié ni supe de ningún tipo de comportamiento inapropiado en el plató o fuera de él por su parte", apuntó Willimon.

"Dicho eso, tomo seriamente este tipo de acusaciones y esta no es una excepción. Lamento lo ocurrido al señor Rapp y apoyo su coraje", agregó el cineasta, quien abandonó la serie en 2016 tras la conclusión de la cuarta temporada.

"House of Cards", ganadora del Emmy a la mejor serie dramática, fue el primer producto estrella de la plataforma Netflix. En la serie, Spacey encarna al presidente de EEUU -y experto manipulador- Frank Underwood, mientras que Robin Wright se pone en la piel de la primera dama.

Tras conocerse anoche el relato de Rapp, que entonces tenía 14 años, sobre el supuesto episodio de acoso, Spacey publicó un comunicado en el que aseguró que no lo recordaba, pero que si realmente tuvo lugar, le debía "la más sincera disculpa, por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado".

En su nota Spacey indico que el relato de Rapp le llevó a "abordar otros asuntos" de su vida, para señalar: "ahora elijo vivir como un hombre gay. Quiero afrontar esto de forma honesta y abierta, y eso empieza examinando mi propio comportamiento".

Aunque los grandes nombres de la industria -al contrario de lo ocurrido con el productor Harvey Weinstein, acusado por decenas de mujeres de acoso y abuso sexual- permanecen callados sobre el caso, algunas voces han criticado la decisión de Spacey de reconocer su homosexualidad como vía de escape ante lo ocurrido.

"Admitir tu homosexualidad no debería usarse para desviar la atención sobre unas acusaciones de acoso sexual", manifestó Sarah Kate Ellis, presidenta de GLAAD, la principal organización de EEUU que ayuda a dar visibilidad a los derechos LGTB.

La actriz Rose McGowan, una de las primeras voces en alzarse contra los abusos realizados por Weinstein, escribió en su Twitter: "Adiós, Spacey, adiós. Es tu turno para llorar, por eso tenemos que decir adiós".

En las últimas horas, varias personas que han trabajado con Spacey a lo largo de los años se han sumado a la conversación sobre su comportamiento.

Es el caso de Victoria Featherstone, directora artística de la compañía The Royal Court Theatre, quien señaló que siempre escuchó historias de ese tipo sobre Spacey mientras este trabajaba como director artístico del prestigioso teatro Old Vic.

"Creo que muchos en el teatro y en la industria han sido conscientes de muchas historias sobre mucha gente a lo largo de los años, y Kevin Spacey es una de esas personas sobre las que había preocupaciones", apuntó Featherstone.

Rapp relató ayer al portal Buzzfeed News un incidente que supuestamente tuvo lugar en 1986, durante una fiesta en el apartamento de Spacey en Nueva York, en la que era el único adolescente.

Según su relato, mientras estaba viendo la televisión en una habitación, Spacey entró se le acercó y se tumbó encima suyo con intención de tener relaciones sexuales.

"Mi recuerdo era... 'bueno, todos se han ido. Debería volver a casa'", explicó Rapp a la publicación. Sin embargo, Spacey "se interpuso en la puerta mientras se tambaleaba. Mi impresión es que estaba borracho".

"Trataba de seducirme. No sé si hubiera utilizado ese lenguaje. Pero era consciente de que estaba tratando de tener sexo conmigo", afirmó Rapp.

Fotos