Leonoticias

Adán y Eva viajan al espacio

Chris Pratt y Jennifer Lawrence, en la presentación de 'Passengers' en Madrid.
Chris Pratt y Jennifer Lawrence, en la presentación de 'Passengers' en Madrid. / Pierre-Philippe Marcou (Afp)
  • Chris Pratt y Jennifer Lawrence protagonizan 'Passengers', una película de ciencia ficción sobre la colonización de otros planetas

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Tierra agoniza y el ser humano necesita un lugar donde vivir. Hay varias opciones habitables, pero la gran mayoría se topa con un gran problema: la distancia. Se tarda 120 años en llegar. Los altos mandos terrícolas deciden arriesgarse y aceptar el reto. Mandan una nave con 5.000 personas en un sueño inducido. La travesía transcurre sin problemas hasta que Jim Preston, un mecánico, se despierta por una avería.

También Aurora Lane, una escritora, abre los ojos. El problema es que lo han hecho décadas antes de lo previsto y tendrán que descubrir los motivos. De esta manera arranca 'Passengers', la película de ciencia ficción protagonizada por Chris Pratt y Jennifer Lawrence que llegará en plena vorágine navideña (30 de diciembre) a la cartelera española.

"Somos un poco como Adán y Eva", ha explicado un sonriente Pratt durante la presentación de la película en un futurista salón de un hotel madrileño. Una película de la que los dos actores no han ahondado mucho en los detalles, aunque sí han desvelado las complicaciones que tuvieron durante el rodaje con el uso de los efectos especiales y las escenas en las que pendían de cables y arneses. "Alguna vez me di con las paredes", ha confesado el actor. Lawrence, en cambio, optó por que una especialista hiciera gran parte de ese trabajo. "No soy muy atlética", se ha excusado.

Lawrence, en cambio, si tiene muy claro qué se llevaría en un viaje de estas características: todos los libros de la saga Harry Potter, de la que es una fan declarada. Y si tuviera que elegir un disco, se quedaría con la última creación de Beyonce, 'Lemonade'. Pratt, en cambio, apuesta por los éxitos de The Beatles. Como lectura, "un libro de instrucciones para la nave", ha indicado sin perder la sonrisa.

Tampoco ha torcido el gesto cuando se ha cuestionado a los actores estadounidenses sobre la situación política en su país o algún mensaje de contenido político en la película. A la primera, tanto Lawrence como Pratt han pasado de puntillas sobre la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, mientras que la ganadora de un Oscar como mejor actriz por 'El lado bueno de las cosas' ha señalado que no hay nada de política en la película. "'Passengers' tiene el mejor guión que he leído. Además, se le puede ver el culo a Chris", ha comentado Lawrence para convencer a los espectadores de que acudan a las salas dentro de un mes.