La catedral de Toledo exhibe una exposición del cardenal Cisneros en el 5º centenario de su muerte

La catedral de Toledo exhibe una exposición del cardenal Cisneros en el 5º centenario de su muerte

Se muestra por primera vez al público el decreto de expulsión de los judíos de España

J.V. MUÑOZ-LACUNA

“Cisneros. Arquetipo de virtudes. Espejo de prelados” es el título de la exposición que puede verse hasta el 18 de febrero en la catedral de Toledo y que permitirá que el público pueda ver por primera vez un documento histórico como el decreto de expulsión de los judíos de España firmado por los Reyes Católicos que se custodia en el Archivo de Ávila. Otras piezas que se muestran por primera vez son los famosos cuatro reposteros del “Tanto monta, monta tanto” de los Reyes Católicos que se han dispuesto siguiendo el modelo de las pinturas historicistas del siglo XIX.

La exposición, compuesta por 350 piezas y organizada por el Arzobispado de Toledo, pretende revisar la figura del cardenal Cisneros en el quinto centenario de su muerte. Un hombre poderoso a finales del siglo XV y principios del XVI pues fue arzobispo de Toledo y Primado de España, cardenal, confesor de Isabel la Católica, regente tras las muertes de los Reyes Católicos e inquisidor general. “Nos dejaríamos ofuscar por prejuicios ideológicos si hoy, en el siglo XXI, en el quinto centenario de su muerte, no supiéramos reconocer la grandeza de su figura”, sostiene el deán de la catedral toledana, Juan Miguel Ferrer, para quien la muestra “nos ayuda a comprender la persona, vida y circunstancias de este hombre” que reformó la Iglesia de su época, impulsó el rito mozárabe en las celebraciones religiosas y trabajó por hacer del clero una clase culta para transmitir mejor el Evangelio.

Primer oro de América

Los visitantes de “Cisneros. Arquetipo de virtudes. Espejo de prelados” podrán contemplar pinturas sobre tabla de artistas como Juan de Borgoña, piezas de orfebrería religiosa, esculturas, objetos textiles, el cáliz y portapaz de Cisneros, la Arqueta de las Victorias de Carlos V, la Biblia Políglota y documentos firmados por los Reyes Católicos, el propio Cisneros o el Príncipe Carlos –futuro emperador- cuando residía en Bruselas.

Otra pieza destacable de esta exposición es la Custodia de Enrique de Arfe que el cardenal Cisneros ordenó construir con el primer oro que Cristóbal Colón trajo a España desde América. Con ese oro se elaboró una custodia de mano para Isabel la Católica que, al morir, adquirió la Iglesia por 134.816 maravedíes y que es la pieza central de la Custodia de Arfe, torre gótica de orfebrería que contiene 183 kilos de plata y 18 de oro así como 260 pequeñas estatuillas.

Según el comisario de esta exposición, Juan Pedro Sánchez Gamero, la exposición tiene como pretensión “acercar al visitante el alma del cardenal Cisneros y conocerlo de verdad en sus ambiciones y anhelos”.

Fotos