Bipolaridad en formato de comedia musical

Escena de 'Casi normales'. / Foto: A. Ferreras. Vídeo: A. Ferreras / V. Carrasco

Nina protagoniza 'Casi normales', donde se trata la convivencia de una familia con esta enfermedad

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

«Muy feliz de que me llegue este trabajo a los 51 años». Nina acompaña sus palabras con su característica y amplia sonrisa, lo «primero que ve» el espectador cuando se acerca a un musical con la actriz barcelonesa. Pero para su último proyecto, tuvo que esconder uno de sus rasgos más característicos. La dejó a la mínima expresión. Porque 'Casi normales' así lo requiere; una Nina más contenida, más dramática y no esa explosión que era la Donna de 'Mamma Mia!' que representó durante una década.

Un musical diferente a todos los que había hecho con anterioridad por su fuerte contenido social, la escasez de actores -solo seis actores soportan la actuación-, por el desarrollo de la trama e incluso por el escenario: unos andamios, muy lejos de las grandes superproducciones del género. «Las canciones son fundamentales para el desarrollo de la trama. No es un momento para desconectar. Dan continuidad a la acción», apunta Nando González, 'marido' de Nina en este musical que recala en Madrid (Teatro de La Latina) tras pasar por Las Palmas, Bilbao y Barcelona.

'Casi normales' es una obra escrita por Brian Yorkey -escritor y guionista que adaptó la obra de Jay Asher 'Por trece razones' a la televisión- y con música de Tom Kitt, que narra la historia de una familia que lucha por ser 'normal' frente a las adversidades. Esta obra ha ganado tres premios Tony y un Pultizer y fue elegida por la crítica estadounidense como uno de los diez mejores espectáculos del año en 2008. Ya se ha estrenado en veinte países, destacando Argentina, donde en enero arrancará la séptima temporada.

Nina se convierte en Diana, una ama de casa con bipolaridad. «Es muy difícil para un actor, que siempre nos metemos en nuestros papeles. Pero, ¿cómo haces con una enfermedad psicológica?», añade Nina. No solo borró la sonrisa, sino que también trabajó el control de sus gestos faciales y de las manos. «Es muy difícil», añade la actriz catalana, que se muestra encantada de poder dar luz sobre un problema que viven muchas familias. «Hablar todavía de las enfermedad psicológicas es un estigma. Un enfermo mental es un enfermo y punto», indica Nina. «Es un signo de madurez que este musical se estrene en nuestro país y llega cuando tiene que llegar», señaló la actriz.

Menos purpurina

«Es una obra que te sacude, que te lleva de un sitio a otro. No da tregua», apunta Nando González, convertido en 'Casi normales' en Dan, el esposo abnegado de Diana que busca que esté todo en orden. «Es una obra muy exigente», señala. «La gente espera más color, más purpurina. Pero la obra prima la parte actoral que la musical, que no deja de ser muy importante», remacha Roger Berruezo, que da vida al doctor Madden, el psiquiatra de Diana.

Completan el reparto Jana Gómez (Natalie, la hija que solo piensa en abandonar el hogar familiar), Guido Balzaretti (Guido, el hijo que al contrario que su hermana quiere permanecer en casa), Fabio Arrante (Henry, novio de Natalie) y Silvia Luchetti (en el papel de Diana, que alterna con Nina en determinadas funciones).

Contenido Patrocinado

Fotos