Antonio Colinas representa a España en el I Encuentro Asia de Poesía, en Corea del Sur

Antonio Solinas./
Antonio Solinas.

El poeta bañezano ofreció una ponencia a partir del tema 'Pasado, presente y futuro de la poesía hacia un tiempo de caos'

LEONOTICIASLeón

El poeta bañezano, afincado en Salamanca, Antonio Colinas fue el único representante español en la primera edición del certamen literario internacional Encuentro Asia de Poesía, una cita que se desarrolló entre el 1 y el 6 de noviembre en la ciudad surcoreana de Gwangju, organizado por el Ministerio de Cultura de Corea del Sur, se celebró en este país, en la ciudad de Gwangju.

La celebración abarcó lecturas de poemas, conciertos y otros actos culturales, como una exposición sobre la vida y obra de los participantes en el lugar del encuentro, el Centro Asia de Cultura, una verdadera ciudad cultural dentro de la propia Gwangju. Además, el pasado viernes, día 3, los participantes visitaron el monasterio y el monte sagrado Mo-deung.

Colinas fue uno de los nueve poetas internacionales que participaron, acompañados por una importante nómina de poetas surcoreanos, con uno de los principales favoritos al Premio Nobel de los últimos años, Ko Un, a la cabeza. La delegación internacional estuvo integrada por el Premio Nobel 1986 Wole Soyinka (primer Nobel africano, que clausuró los actos); el francés director de la revista ‘Po&sie’, Claude Mouchard; el norteamericano Zack Rogow; el sudafricano Breyten Breytenbach; el chino Dao Dao; la japonesa Aki Sgawa; la indonesa Ayu Itami; el iraní Shams Langeroodi y el leonés Antonio Colinas.

Cita internacional

Colinas ofreció una ponencia a partir del tema ‘Pasado, presente y futuro de la poesía hacia un tiempo de caos’, mientras que el representante norteamericano, profesor en California, habló sobre ‘La influencia de Oriente en la poesía de Occidente’, y clausuraron el acto el coreano Ko Un y Wole Soyinka.

En su intervención, Ko Un sentenció que “África puede salvarse porque aún está más cerca del universo que nosotros” y lamentó que “cada vez el ser humano necesita gafas de mayor graduación para ver la realidad”. Por su parte, Soyinka ofreció una profunda y emotiva conferencia titulada como uno de sus versos: ‘Dejad vuestras lámparas por la salida del sol’.

Como cierre de este encuentro internacional, los participantes redactaron un manifiesto o declaración sobre los temas allí abordados, que fue hecho público en una masiva rueda de prensa en el mismo día en el que la tensión con Corea del Norte en la zona se acrecentaba de nuevo, por lo que los mensajes testimoniales de los poetas cobraron especial relevancia.

Fotos