Leonoticias

Luis del Olmo recibe la concesión «con gratitud» y afirma que «son palabras mayores»

  • El periodista y locutor berciano acompaña estos días en la provincia leonesa a un grupo de empresarios catalanes

Luis del Olmo recibió este viernes con emoción la concesión de la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio. El veterano periodista y locutor radiofónico berciano recibió la llamada del ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, quien le comunicó la decisión dada a conocer tras las celebración del Consejo de Ministros.

«Son palabras mayores», le dijo Del Olmo a lo que él respondió que es lo que se merece por todos los años que él ha dado «de bienestar o de malestar, según los casos, pero siempre informados», a los millones de ciudados que le han seguido en su dilatada trayectoria y en distintos medios de comunicación. Y es que, aseguró, «no quiero jubilarme del todo, de lo que me he he jubilado es de evitar madrugar a las cinco de la mañana y regresar a las diez de la noche», reconoce.

El premiado aseguró, en declaraciones a Ical, que recibe el galardón «con gratitud a todos los que han hecho posible que me recuerden». La Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, dijo, es una distinción muy prestigiosa que celebra mientras sigue recibiendo peticiones y propuestas para contar su experiencia de décadas en la radio «de los años vividos en dictadura y en democracia». «La verdad es que uno piensa que cuando cumple 80 años -lo hará en enero- aparecen todos los parabienes de quienes te han escuchado alguna vez», añadió.

El locutor, que nunca deja de ejercer como embajador de la comarca del Bierzo y de toda la provincia, visita estos días León acompañando a un grupo de empresarios y de representantes de medios de comunicación catalanes, a los que 'vende' los encantos de su tierra. «Les he llevado a conocer y a descubrir un León maravilloso y un Bierzo enloquecido en este timpo de otoño, acompañado de un sol de primavera», detalla.

La Orden Civil de Alfonso X el Sabio se destina a premiar a las personas físicas y jurídicas y a las entidades tanto españolas como extranjeras que se hayan distinguido por los méritos contraídos en los campos de la educación, la ciencia, la cultura, la docencia o la investigación, o que hayan prestado servicios destacados en cualquiera de ellos en España o el ámbito internacional. «La verdad es que uno piensa que cuando cumple 80 años -lo hará en enero- aparecen todos los parabienes de quienes te han escuchado alguna vez», comentó.

Temas