Villasabariego exige a la propietaria del solar anejo a la iglesia una edificación «adecuada al entorno»

Imagen de la construcción aneja a la iglesia./
Imagen de la construcción aneja a la iglesia.

El Ayuntamiento se desmarca de la polémica y considera que «no podemos impedir que se construya porque no hay nada que lo impida»

LEONOTICIAS

«El suelo es urbano, siempre lo ha sido y esa sacristía estuvo tapada hasta los años 90». Así defiende el alcalde de Villasabariego la obra que se está realizando aneja a la iglesia de San Juan Degollado y que en los últimos días se ha viralizado por la difícil estética que provoca.

Desde el Ayuntamiento se recuerda que el solar es urbano u está allí «desde tiempo inmemorial» y por ello la propiedad «puede construir porque no hay nada que lo impida».

Una situación que, sin embargo, no ha evitado que la edificiación y su estética provoque una mezcla de sorpresa e indignación.

La polémica

Pedro Cañón, primer edil del municipio, mantiene que si se saca una foto de una casa en obras «no es que sea antiestético, sino que es horrible, pero lo que hay ahora solo es un esqueleto».

A pesar de todo ello, se le ha exigido una línea de edificación «adecuada al entorno e integrada», pero reconocen que «no podemos impedir que la propiedad construya nada» al mismo tiempo que remarca que la norma se está cumpliendo de forma escrupulosa.

La obra seguirá adelante, según lo previsto, ya que «nadie ha alegado nada sobre ese solar», aunque desde el Ayuntamiento de Villasabariego estarán atentos a la evolución de la construcción con el fin de avanzar en una idea de integración.

Contenido Patrocinado

Fotos