Villahierro espera que se cubran 40 puestos antes de verano y la totalidad de las bajas a finales de 2018

Villahierro espera que se cubran 40 puestos antes de verano y la totalidad de las bajas a finales de 2018

Los sindicatos de prisiones se unen para pedir el cumplimiento de la RPT, la eliminación de categorías y el pase de todos los funcionarios al Grupo B | La prisión leonesa cuenta actualmente con una falta de más de 100 funcionarios

I. SANTOSLeón

La prisión de Villahierro en Mansilla de las Mulas podría ver finalizada la polémica por la falta de personal a lo largo de 2018. Las diferentes asociaciones sindicales de prisiones han mantenido una reunión y han firmado un «convenio de reivindicación» de las condiciones laborales y económicas que vienen dificultando su trabajo en los últimos años.

José Antonio Cartón, secretario de Acaip Castilla y León ha recordado que las penitenciarías de la comunidad sufren «un déficit de personal de un 15%», que en el caso de la prisión leonesa de Villahierro afecta en la falta de «en torno a los 100 o 110 funcionarios». Una nueva oferta de empleo público en este ejercicio incorporará a 700 funcionarios de prisiones al sistema español.

«Desde Acaip, esperamos que de esas nuevas incorporaciones lleguen 40 funcionarios en prácticas a la prisión leonesa», explica el secretario regional del sindicato. Nuevos trabajadores que verán aliviada la falta de personal de la penitenciaría de Villahierro hasta finales de año donde se espera que el Ministerio de Interior «cubra por completo las bajas del centro con el nuevo concurso de traslados».

Según las previsiones y peticiones de Acaip, entre los meses de octubre y noviembre de 2018, el centro de Villahierro en Mansilla de las Mulas recibirá, al menos, 100 funcionarios que cubran las bajas y «permitan a los empleados desempeñar sus labores en verano y vacaciones con la dignidad que merecen ellos y los prisioneros».

Un incremento económico

El convenio de reivindicación también trata el asunto económico en un «compromiso firme de sentarse a negociar con el Ministerio de Interior, ya que somos funcionarios del estado».

«No queremos que se nos deje fuera», asegura José Antonio Cartón, por ello desde Acaip y el resto de sindicatos solicitan la adscripción de «todos los funcionarios de prisiones al grupo B», ya que actualmente gran parte de las plantillas pertenecen al grupo C1. Se solicita la subida de niveles y con ella una subida salarial que implicaría un incremento de 370 euros mensuales por funcionario.

Este convenio firmado por todas las asociaciones sindicales de funcionarios de prisiones pide, en términos generales, 120 millones para la eliminación de categorías, 35 millones para el pase de funcionarios al Grupo B y una concreción de la repercusión económica de la subida de niveles. Para dar más visibilidad a estas necesidades se ha convocado una manifestación en Madrid para el próximo 25 de febrero en la que todos los trabajadores acompañados de sus familias pedirán que estas mejoras se hagan efectivas cuanto antes.

Contenido Patrocinado

Fotos