Valderrey denuncia el «atentado de baja intensidad» a la Sanidad

Imagen de un cartel anunciando la supresión de atención a pacientes.

El alcalde del municipio leonés insiste en que la Junta está manteniendo recortes «de manera silenciosa pero muy eficaz»

El Ayuntamiento de Valderrey, en la provincia de León, ha denunciado la «estrategia» de la Junta de Castilla y León para «hacer desaparecer la Sanidad en el mundo rural», lo que a juicio del alcalde del municipio leonés, Gaspar Cuervo, supone «un atentado de baja intesidad».

Cuervo denunció que la Junta esté manteniendo recortes «de manera silenciosa pero muy eficaz» que se están sumando a la falta de inversión en los medios básicos y también a las disminuciones de personal, médicos y enfermeros.

El regidor recordó las reuniones mantenidas entre los alcaldes de los ayuntamientos afectados para plantear por escrito «esta evidente problemática», una situación de falta de personal y medios que se trasladó al gerente del Sacyl, Rafael López.

Traslado a la gerencia

El Ayuntamiento de Valderrey también trasladó por escrito a la gerencia de atención primaria de León unas necesidades «básicas» para el municipio y la zona, además de las firmas recogidas en los consultorios de la zona pidiendo soluciones urgentes.

La respuesta de la Gerencia de León que se produjo al final de mes y, a juicio del regidor, fue «no solo insatisfactoria sino que rozó el menosprecio absoluto a los pacientes del municipio de Valderrey, y al esfuerzo que lleva haciendo este municipio por su cuenta y medios para mejorar los medios sanitarios desde hace más de diez años».

En la carta se recordó que la dotación de los consultorios la deben pagar los Ayuntamientos y que la Gerencia no cuenta con presupuesto para estos gastos. El alcalde explicó que el consultorio médico municipal tiene desfibrilador, un maletín de reavivación, un eléctrocardiografo, balas de oxigenoterapia, sillas de ruedas, máquina para medir el sintrón o transporte al consultorio, «todo pagado con medios municipales sin que la Junta haya aportado jamás nada».

«Indignante»

La Gerencia continuó diciendo en su escrito que no hay médicos en situación de desempleo en la zona de Astorga, por lo que es imposible cubrir bajas. Acababa diciendo es su escrito la gerente que la evolución poblacional en el Ayuntamiento de Valderrey es negativa y que se tienen más servicios de lo que correspondería, en realidad.

Tras esta «indignante» contestación, y en reunión con una comisión de los alcaldes de la zona en mayo, el gerente regional mostró su mayor interés en cubrir las bajas de los facultativos, "siempre que se pueda".

Ahora, «como guinda de este pastel siniestro» que condena a la desaparición de una Sanidad digna en los pueblos, abocando a una galopante despoblación, llega «la noticia de que el Centro de Especialidades de Astorga ya no tendrá las especialidades comprometidas». La indignación del regidor de Valderrey y las evidencias acumuladas le llevan a Gaspar Cuervo a señalar al consejero de Sanidad «y demás responsables» de ser «culpables de estos atentados de baja intensidad».

Fotos