El triste y solitario despertar de la osa 'paca'

El cuidador del animal asegura que «está estresada porque no detecta a su hermana 'Tola'» que falleció este jueves por su delicado estado de salud

'Paca', en su recinto sin la presencia de su hermana 'Tola'. /Damián Arienza
'Paca', en su recinto sin la presencia de su hermana 'Tola'. / Damián Arienza
MARCO MENÉNDEZ

El cercado osero de Santo Adriano estaba ayer triste. La neblina y el orbayu ensombrecieron aún más el despertar de 'Paca', que pasa su periodo de hibernación en una cueva del recinto. Ya a primeras horas, el movimiento de vehículos y personas extrañas en el recinto alteró los nervios de la osa. Y fue a más cuando no detectó la presencia de su hermana 'Tola', que murió este jueves.

«Está estresada porque no detecta a su hermana por el olor», explicaba su cuidador, Roberto García, que no se separaba apenas de la osa. Muy temprano fueron técnicos del Principado y del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias (Serida) a recoger el cadáver de 'Tola' para trasladarlo a las instalaciones que la entidad tiene en Deva, en Gijón.

Allí se le practicó la necropsia esa misma mañana, pero los resultados no se sabrán hasta dentro de unos días. No obstante, el viceconsejero de Medio Ambiente, Benigno Fernández Fano, tiene claro que la muerte de la osa se debió a su edad y al delicado estado de salud que tenía en los últimos tiempos.

Ese traslado supuso mucho movimiento de gente y vehículos en el recinto osero. No eran familiares para 'Paca' y eso hizo que el animal saliera de su cueva en busca de su hermana. No la detectó y entró en un estado de estrés que la hacía no parar de dar vueltas en un trecho de unos diez metros del cercado.

De vez en cuando, se detenía durante unos segundos y agudizaba su olfato, pero no encontraba ni rastro de 'Tola'. Todo ello, bajo la atenta vigilancia de su cuidador, que trataba en vano de reconducirla hacia la cueva de hibernación. «Su hermana y yo somos quienes más vamos a echar de menos a 'Tola'», dijo. A la vista de que no lo conseguía, intentó dirigirla dándole fruta para que comiera algo, pero ni con esas.

«Para la edad que tiene, 'Paca' parece que goza de buena salud» JOSÉ TUÑÓN, DIRECTOR FUNDACIÓN OSO ASTURIAS

El director de la Fundación Oso Asturias, José Tuñón, explicó que la temporada de hibernación de los osos dura «hasta el mes de marzo, aunque depende de la temperatura». No parece que haya que estar preocupados por la salud de 'Paca', que también tiene 29 años, como su hermana. Tuñón indicó que, «para la edad que tiene, parece que goza de buena salud. Durante estos meses, suelen salir un rato de la cueva cada dos o tres días. Les solemos ofrecer comida pero no la quieren, es algo habitual».

Ahora se plantea qué hacer con el cadáver de 'Tola' una vez realizada la necropsia. La primera idea que ha surgido en el seno de la Fundación Oso Asturias es que el esqueleto del animal sea expuesto para mayor conocimiento de todos los visitantes, al tiempo que sería un modo de que la osa siempre estuviera presente en la Casa del Oso y no cayera en el olvido.

Esta idea es apoyada por el viceconsejero de Medio Ambiente, que al tiempo es patrono de la Fundación. En su opinión, «es una buena idea. Ahora hay técnicas de conservación muy sencillas, pero se trata de una decisión que debe tomar la Fundación Oso Asturias».

Otro asunto que tiene claro el Principado es que el recinto osero no ha de ser llenado de animales como exposición a los visitantes. Fernández Fano indicó que el cercado «no está llamado a ser una exposición de animales, sino a jugar un papel en la recuperación de la especie, para mantener a ejemplares que no pueden tener una vida en libertad, como fue el caso de 'Paca' y 'Tola'».

Las hermanas, que fueron recuperadas cuando solo tenían cinco meses, no se podían reintroducir en la naturaleza, ya que se habían acostumbrado a la presencia humana. De cualquier manera, la Fundación será la que decida el futuro del cercado.

El mal tiempo no favoreció que mucha gente se decidiera a pasear ayer por la senda del oso. Uno de los que sí lo hicieron, un habitual de la zona, fue José Manuel Fernández, que aseguró que echará de menos la presencia de 'Tola'. Y es que estos días solo se podrá disfrutar de la presencia ocasional de 'Paca', ya que la pequeña 'Molina', de solo cinco años, se encuentra en el cercado grande y que hibernará hasta la primavera.

Contenido Patrocinado

Fotos