Villablino y Ponferrada reparten décimos del segundo y el quinto

Imagen de la bola con el premio de cuatro millones de euros./Efe
Imagen de la bola con el premio de cuatro millones de euros. / Efe

Los décimos se vendieron por máquina en un establecimiento de venta de pan y café abierto recientemente | Un décimo de un quinto premio es vendido en Ponferrada (58.808)

LEONOTICIASLeón

El Sorteo de Navidad ha comenzado la jornada dejando tres décimos de un segundo premio (51.244) en la localidad de Villablino.

Concretamente, ha sido un establecimiento de venta de pan y café en la la que ha vendido tres décimos del segundo premio y ha repartido un total de 375.000 euros. La encargada de este punto de venta, Charo Antuña, reconoció a Ical que todavía no se cree la suerte que ha tenido repartiendo este premio en apenas unas semanas abiertos al público.

La regente del establecimiento explicó que creía que eran tres los décimos vendidos, y aunque puntualizó que se vendieron a través de la máquina, dijo no conocer en quién podían haber recaído.

No me quedé con nada”, dijo Charo, quien restó importancia a este hecho por la “enorme alegría” que dijo sentir por haber repartido la suerte en este sorteo tan tradicional.

“Vendemos pan y café y llevamos apenas un mes y medio”, repetía la propietaria, quien acababa de recibir el aviso de que había vendido algunos de los décimos agraciados con el segundo premio. Además, se felicitó de que el premio haya recaído en una zona tan necesitada porque “Villablino lo necesita”, concluyó.

El segundo premio, 51.244, ha sido muy madrugador y repartido. Entre las localidades agraciadas están: Albacete, Leoia (Vizcaya), Madrid (Doña Manolita), Sort, Santander, Catarroja (Valencia), Sant Llorenç des Cardassar (Baleares), Granadilla de Abona (Santa Cruz de Tenerife), Las Palmas de Gran Canaria y Villablino, Córdoba, Teror (Las Palmas), Baiona (Pontevedra), Vitoria, San Cristóbal de la Laguna (Badajoz)

Un pellizco en Ponferrada

Mientras el sorteo ha dejado un décimo de un quinto premio en Ponferrada con el número 58.808, según informa Loterías del Estado.

El estanco de la localidad ponferradina de Cuatrovientos que vendió un décimo agraciado con el quinto premio del Sorteo de Navidad al número 58.808 ya vendió otro quinto premio en el sorteo del año pasado, según recordó a Ical Milagros Sacristán, empleada de la administración. El establecimiento realizó la venta por terminal electrónico del décimo premiado con 6.000 euros.

Además, hace menos de dos semanas el estanco repartió otro premio de 50.000 euros en el sorteo de la Bonoloto, subrayó la empleada, que celebró que el establecimiento pueda considerarse “la administración de la suerte”. En el Sorteo de Navidad de 2014, el mismo estanco repartió parte del segundo premio, dotado con 125.000 euros al décimo.

'A Meiga'

El teléfono de la céntrica administración de lotería de la avenida General Vives de Ponferrada, bautizada con el apropiado nombre de ‘A Meiga’, “echaba humo” este viernes después de que el establecimiento repartiera un décimo agraciado con el segundo premio en el Sorteo de Navidad que se celebra hoy. “El ambiente de Ponferrada está muy mal y nos alegramos mucho de que haya caído aquí”, explicó a Ical la encargada del local, Consuelo Lozano.

La persona afortunada que posea el décimo agraciado, que fue vendido por terminal electrónico, podrá cobrar un premio de 125.000 euros, recordó la encargada, que celebró que el mismo número de la suerte haya repartido un total de 375.000 euros en tres boletos premiados en la localidad de Villablino, en la vecina comarca de Laciana. “No me lo puedo creer”, aseguró eufórica.

A la espera de la llegada de Rosario Romero, la propietaria del establecimiento, Consuelo aseguró que ya ha descorchado las primeras botellas en un día en el que la suerte visitó ya a primera hora el mismo establecimiento. “Nos tocó una pedrea en el número que jugamos en la casa, del que habíamos vendido la serie completa en ventanilla. A las 9.20 horas ya teníamos la pedrea y a la media hora, llegó el segundo”, explicó emocionada.

Además, el local ya había sido tocado por la varita de la suerte en el Sorteo del Niño de 2013. En aquella ocasión, el establecimiento vendió nueve décimos en ventanilla de una serie del primer premio, lo que supuso repartir 1,8 millones de euros entre sus clientes.

Contenido Patrocinado

Fotos