Sinesio y Socorro: el amor espera en el cielo

Fallece Socorro, la mujer que inspiró junto a su marido Sinesio el mural de Ciñera de Gordón que reflejaba el amor de esta pareja | «Su historia de amor es imposible de explicar», asegura la familia

Sinesio y Socorro, en la emblemática imagen de sus paseos, inmortalizados en Ciñera. / A. González
J.C.León

Socorro le dio la mano a Sinesio por primera vez hace más de ocho décadas. Eran las fiestas de la localidad leonesa de Castilfalé, y entonces -poco después de la Guerra Civil- ambos supieron que sus miradas se habían entrecruzado para siempre.

Jamás destrenzaron los dedos porque la vida, dura en no pocos momentos, les había unido para caminar eternamente unidos. «Se entregaron el uno al otro», ha recordado este lunes uno de sus nietos -José Ramón Quiñones- tras dar a conocer el fallecimiento de la 'abuela Socorro'.

El amor de Sinesio Quiñones y Socorro Negral permanecerá en el tiempo, y en el ambiente. Nadie podrá olvidar sus paseos por León desde la Serna hasta el parque del Cid, ida y vuelta, siempre de la mano, permanecerán sus conversaciones con los vecinos, siempre con los dedos entrelazados, y jamás se perderá el enorme cariño que sus miradas desprendían.

En detalle

Un amor que no se explica, se siente

Quizá por eso quien más y quien menos piensa que la pareja, la misma que por su singularidad inspiró un mural en la localidad leonesa de Ciñera, simplemente ha decidido acercar su pasión hasta el cielo.

Socorro tenía 97 años y Sinesio suma ya 98. «Está muy afectado, muchísimo, y eso nos apena muchísimo. Es un golpe muy duro para él, que está muy malín», recuerda la familia.

Socorro y Sinesio, en una imagen del archivo familiar.
Socorro y Sinesio, en una imagen del archivo familiar. / José Ramón Quiñones

En Zalamillas, su localidad de origen, se ha instalado el luto. Socorro y Sinesio son el símbolo de un amor tan puro, que se «extendía más allá de la propia pareja».

«Lo suyo era un amor que no se explica, que sólo se puede sentir. No sólo era el amor entre ellos, que era mucho, sino el que trasmitían a la propia familia, a sus hijos, a sus nietos», ha señalado José Ramón a leonoticias.

Funeral

Socorro y Sinesio siempre vivieron de la agricultura y la ganadería. La pareja tuvo tres hijos (José Ramón, Soledad y Sinesio) y dos nietos (Sergio y José Ramón).

Su historia, entrañable, emotiva y casi única, se resume en un gesto: el de sus manos entrelazas.

(El funeral por Socorro tendrá lugar este martes a las 16:00 horas en la Iglesia de nuestra señora de La Regla de León capital)

Contenido Patrocinado

Fotos