Dos radares de León, entre los diez que más multas ponen

Entre ambos, situados en la A-66, pusieron cerca de 30.000 multas | En el global de la Comunidad los cinemómetros de la DGT impusieron 205.578 multas

Imagen del radar situado en el kilómetro 160,5 de la A-66./Gráfico
Imagen del radar situado en el kilómetro 160,5 de la A-66.
LEONOTICIAS | ICALLeón

Dos radares situados en la provincia de León figuran entre los más 'multones' de toda España. Según un estudio elaborado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA) el cuarto que más multa en la Comunidad se encuentra en la A-66 (Ruta de la Plata) a la altura del kilómetro 160,5 alcanzando las 12.916 sanciones.

En ese mismo vial, pero a la altural del kilómetro 146,6 se encuentra el octavo cinemómetro de la DGT que más multa en Castilla y León, en esta ocasión con un total de 7.389 sanciones.

El radar de la Dirección General de Tráfico (DGT) que más sanciones ha impuesto en la red nacional de carreteras se sitúa en el kilómetro 59,2 de la N-VI, en la subida del Alto del León (Segovia), en dirección Madrid, que hasta finales del pasado mes de octubre había acumulado 54.911 sanciones por exceso de velocidad, con una recaudación de más de 2,5 millones de euros.

En segundo lugar y también entre los 25 más sancionadores figura el radar ubicado en el kilómetro 234,5 de la A-1, en dirección Burgos, antes de llegar al nudo Landa, que puso más de 21.000 denuncias que sumaron más de 900.000 euros.

En tercer lugar del ranking autonómico se halla el dispositivo instalado en el kilómetro 340,4 de la A-66, en las afueras de Salamanca, que ha interpuesto 19.571 denuncias con una recaudación de casi 780.000 euros. Este radar se encuentra ubicado en la ronda de circunvalación de Salamanca, poco antes de llegar a la rotonda de Buenos Aires, cuya velocidad máxima permitida se encuentra a 100 kilómetros por hora.

La lista de los diez radares más sancionadores de Castilla y León se completa con los ubicados en el punto kilométrico 160,5 de la A-66 (León); en el 125,4 de la A-1 (Segovia); en el 93,5 de la SA-20 (Salamanca); en el 237,5 de la A-1 (Burgos), y en el 146,6 de la A-66 (León). Los dos últimos se encuentran en la provincia de Valladolid, en la N-601 (punto 170,5) y en la A-62 (156).

Por provincias, Segovia acumula el 35,4 por ciento de las sanciones (72.916), por delante de Burgos, con el 16,5 por ciento (33.978); Salamanca, con el 14,6 por ciento (30.037); León, con 11,4 por ciento (23.551) y Valladolid con el 10,2 por ciento (21.024). La provincia con menos multas es Palencia (2.528), seguida de Zamora (4.729), Ávila (7.094) y Soria (9.721).

En cuanto a recaudación, los radares de la Comunidad sumaron 8,1 millones de euros, mientras que en el conjunto nacional se superaron los 63,3 millones. Por provincias, Segovia también aparece en cabeza con 3,2 millones, por delante de Burgos (1,3 millones) y Salamanca (1,1 millones). En el lado opuesto aparece Palencia (97.407 euros), Zamora (165,715 euros) y Ávila (282.775 euros).

Comunidades

Por comunidades autónomas, el informe de AEA destaca que los radares fijos que más denuncias han contabilizado fueron los de Andalucía, con 425.979 denuncias; Castilla y León, con 205.578 y Castilla-La Mancha, con 186.120 Por el contrario, los de Cantabria (22.313), Asturias (22.407) y Extremadura (24.222) han sido los menos activos.

No obstante, AEA destaca en su estudio que han sido los radares de Navarra (9.020 denuncias por cada radar); Canarias (6.371 denuncias) y Andalucía (5.999 denuncias), los más productivos, teniendo en cuenta el número de denuncias formuladas por cada cinemómetro. Entre los menos productivos se encuentran los de Asturias (1.723 denuncias por radar); Extremadura (2.202) y Cantabria (2.479).

A la vista del importante número de denuncias formuladas por exceso de velocidad, la ubicación mayoritaria de los radares en autopistas y autovías y la repetición de los radares más activos, el presidente de AEA, Mario Arnaldo, considera que la DGT debería replantearse su política de radares, ya que no se está consiguiendo el objetivo de evitar los excesos de velocidad, ni los accidentes, convirtiendo los radares en meros instrumentos de recaudación.

Temas

León

Contenido Patrocinado

Fotos