El puente del Pilar permite a los alojamientos rurales rozar el «cien por cien»

Las casas rurales lograron alcanzar el 100% de la ocupación. /leonoticias
Las casas rurales lograron alcanzar el 100% de la ocupación. / leonoticias

Las reservas de última hora completaron unas previsiones ya positivas y salvo algún alojamiento puntual en la provincia | El sector recibe las primeras reservas para las Navidades y la semana ‘blanca’ de diciembre

LEONOTICIAS

El puente festivo de la Hispanidad y el Pilar permitió a los alojamientos de turismo rural de Castilla y León alcanzar una ocupación media del 65 por ciento. Las altas temperaturas y los días de sol han animado a muchos a pasar unos días en la Comunidad, si bien la sequía perjudicó a zonas cuya oferta está ligada a las setas, el turismo de aventura y la naturaleza, según explicó a Ical el presidente de la Federación de Turismo Rural de Castilla y León (Acaltur), Luis Ángel Chico.

Asimismo, este 'puente' dejó pernoctaciones en Castilla y León de entre dos y tres noches, frente a las cuatro jornadas de otros más importantes para el sector como el de la Constitución de diciembre, el del 15 de agosto o la Semana Santa. Sin embargo, el sector logró llenar casi siete de cada diez plazas al coincidir en jueves el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, aprovechando el tiempo “espectacular” de estos días.

“Nunca llueve a gusto de todos”, reconoció Luis Ángel Chico, quien añadió que “lo que es bueno para uno, es malo para otros”. “Es fundamental que llueva, es bueno para el campo, que está ligado al mundo rural. Todo lo que no sea normal, es decir, que haya agua y vida, tampoco es bueno para el sector”, explicó.

Sin embargo, el presidente de Acaltur destacó que Castilla y León goza de una gran diversidad geográfica, lo que le permite ofrecer un gran “abanico” de productos, que van desde el turismo activo o de salud, al propio turismo rural ligado al patrimonio, los espacios naturales o la gastronomía. También citó la oferta vinculada a la nieve y el esquí en zonas de montaña, que sin precipitaciones, volverán a sufrir una mala temporada.

En este momento, los alojamientos están recibiendo las primeras reservas para la ‘semana blanca’ de diciembre y las Navidades, dos periodos en los que tradicionalmente se suele colgar el cartel de completo. “Aún no sabemos como va a acabar el año”, dijo Luis Ángel Chico, puesto que precisó es pronto para saber cómo va a ser este último trimestre del año, en el que recordó el primero fue “muy malo”, algo que compensó una buena primavera y verano.

Ademas, señaló que en este ‘puente’ las zonas que han registrado una mayor ocupación fueron las más cercanas a Madrid, como Segovia y Ávila, si bien también destacó la cifra de visitantes en Soria.

Expectativas cumplidas

León cumplió con las expectativas y los alojamientos de los pueblos rozaron el 100 por 100 de ocupación. Según confirmó el presidente la Asociación Leonesa de Turismo Rural (Aletur), Jesús del Río, las reservas de última hora completaron unas previsiones ya positivas y salvo algún alojamiento puntual, la práctica totalidad de los alrededor de 120 miembros de esta agrupación lograron llenar sus establecimientos.

El buen tiempo propició que la gente se animase a apostar por la montaña y otros enclaves rurales, con tres o cuatro noches de pernoctación. Además, “León sigue estando de moda, con las gastronomía y otros elementos”, remarcó, lo que contribuye a atraer visitantes. En resumen, desde Aletur reconocen como uno de los mejores de los últimos años el Puente del Pilar que ahora concluye.

Salamanca

La previsión de ocupación en los alojamientos de turismo rural en Salamanca durante en estos días festivos varió según las zonas de la provincia. “Bastante alta y relativamente buena”, así es como definió el presidente de la asociación Aturss de la Sierra de Francia, Juan Miguel Martín, al rondar el 92 por ciento en la zona, aunque aseguró que la buena climatología “ha favorecido más al turismo de sol y playa que al de interior”.

Asimismo, señaló que “el tema de Cataluña ha supuesto que la gente tuviera menos confianza a la hora de viajar o coger un alojamiento”, por lo que consideró que puede haber sido una de las causas para no lograr el total de la ocupación estimada.

Cifras en torno al 70 por ciento, son las recogidas por la asociación Asastur de Los Arribes del Duero en este puente. La responsable, Rosario Ramiro, destacó que la mayor parte de los turistas alojados, procedentes de Madrid, Castilla y León, e incluso del sur de España, se interesaron por la naturaleza, la gastronomía y el turismo de salud y en ese sentido, destacó las numerosas visitas a los balnearios de la zona. También apuntó que “dependiendo de como caiga el día festivo se obtiene mayor tasa de ocupación”, y en esta ocasión, “no se llegó a completar al tener un día laborable en medio, que muchas personas no ha podido coger libre”, como apuntó.

Del mismo modo opinó el presidente de la Asociación de Turismo Rural de la comarca de Ciudad Rodrigo, Lauren Hernández, quien también señaló que la ocupación, que en la cabeza de comarca consiguió el 80 por ciento, aunque fuera “algo menos de la mitad”, se debe a la implicación y profesionalidad de los propietarios. De este modo, afirmó que tuvieron mayor ocupación aquellas casas “con una publicidad más activa”, por lo que hizo un llamamiento a “estar más proactivos para atraer más turismo al interior”.

Sin calefacción

En Palencia, los alojamientos rozaron el 90 por ciento de ocupación, según el presidente de Apatur, Juan Carlos González, quien destacó el impacto de las reservas de última hora, principalmente, del turismo madrileño. Además, destacó que el buen tiempo ha evitado que se tenga que utilizar la calefacción, uno de los gastos más elevados que soportan estos negocios en invierno, sin embargo, reconoció que para los amantes de la montaña o las setas, está complicando la temporada.

Reivindicaciones

La ocupación se situó en el 50 por ciento en la provincia de Segovia, que cuenta con 650 alojamientos y 5.500 plazas, según precisó el presidente de la Asociación de Turismo Rural y Activo en Segovia, Domingo Asenjo, quien añadió que este puente no es de los “mejores”. De hecho, destacó que el fin de semana se incrementó este porcentaje hasta el 60 por ciento.

“Detectamos que en general sube un poco la ocupación, pero también ha aumentado el número de alojamientos, por lo que el promedio no se eleva, de hecho, hemos tenido en verano una ha bajada en el número de visitantes”, dijo. Además, reclamó a la Junta que lleve a cambo una campaña eficaz para controlar el intrusismo y reivindicó soluciones para la red de internet, telefonía móvil y TDT, puesto que perjudican a la población y a la fidelización de los turistas.

También, denunció los problemas que generan la gestión de los purines, ya que aseguró malos olores, además de contaminar el agua y la tierra.

Mejor que en 2016

El presidente Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería, Óscar Somoza, destacó que ha sido un puente “bueno” y sensiblemente mejor que el pasado año, lo que situó de media la ocupación en el 85 por ciento, si bien en algunas zonas como Toro, con la fiesta de la vendimia, se alcanzó el 100 por 100. Además, recordó que el Gobierno ha incumplido su promesa de pasar a viernes y lunes los días festivos para mejorar la productividad, el turismo y facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.

Por último, auguró que el puente de Los Santos, cuando el 1 de noviembre, cae en miércoles, no permitirá alcanzar estas cifras de ocupación, como recordó ocurrió el pasado año con el 12 de octubre.

Fotos