El PSOE reclama presupuesto para el arreglo de la carretera de Villamanín a Aralla

Carretera entre Villamanín y Aralla./
Carretera entre Villamanín y Aralla.

Los socialistas denuncian que la LE-3502 es el ejemplo «más clamoroso de olvido, con más de 20 años sin actuaciones en su firme»

LEONOTICIAS

El PSOE de León ha reiterado su reclamación para que, «de una vez por todas», lleguen las obras de restauración a la carretera que une Villamanín con Aralla. Así lo ha comunicado el procurador socialista por León y portavoz de Fomento en las Cortes, Tino Rodríguez, durante un encuentro celebrado este lunes con representantes públicos del municipio montañés, en el que ha denunciado que «circular por la carretera Villamanín-Aralla es un calvario, y un riesgo, para los vecinos que tienen que transitar diariamente por esta vía».

Rodríguez, que se sumó a la reclamación que emana desde las Juntas Vecinales y el Ayuntamiento de Villamanín, incidió en que «apostar por el medio rural debe llevar implícito el garantizar el acceso a los pueblos de vecinos y servicios, por eso confiamos en que se atienda la justa demanda de los hombres y mujeres que mantienen vivos los pueblos de este municipio».

El parlamentario socialista autonómico exige a la Junta y a la Diputación, esta última titular de la LE-3503, que reclamen al Gobierno central la incorporación de los fondos Miner pendientes en los Presupuestos Generales del Estado que está actualmente diseñando y que aprobaran este mismo mes en Consejo de Ministro, tal y como se ha anunciado. «El arreglo de esta vía pondrá fin a una justa demanda de décadas, donde es importante que todos, independientemente de nuestra posición política, asumamos que actuar en esta infraestructura ha de ser prioritario y urgente», ha defendido Rodríguez en su visita al municipio de Villamanín.

Para el procurador socialistas es el momento de que la Junta y la Diputación «hagan los deberes» y exijan al Gobierno de «su partido en Madrid» que cumpla lo acordado en León y «pague todos los fondos Miner que adeuda, entre ellos los destinados a proyectos de carreteras».

En esta línea, el regidor socialista de Villamanín, José Luis García Oblanca, confirmó el «lamentable y peligroso» estado que presenta la carretera y que la última actuación que ha recibido la vía, concretamente una capa de refuerzo en parte de su trazado, data de hace más de 20 años. «Eso no hay carretera que lo aguante y menos en una zona de montaña donde, por ejemplo, hoy, 20 de marzo, está nevando».

Los representantes municipales también recuerdan que el proyecto para la rehabilitación de la vía que contó con la concesión de fondos mineros ya había salvado el estudio de impacto ambiental y las expropiaciones oportunas en las zonas donde es necesario ensanchar. Por todo ello, consideran que «sólo falta la voluntad política» para llevar a cabo la obra, que consideran fundamental para la prestación de un servicio digno y seguro a buena parte de los vecinos del municipio y para el desarrollo de la zona.

A este respecto, la Diputación de León aprobó, con la unanimidad de todos los grupos, en su pleno de febrero de 2017, una moción presentada por el PSOE en la que se reclamó la recuperación de los fondos Miner impagados para la restauración de carreteras provinciales. La propuesta era similar a otra aprobada con el mismo consenso en las Cortes pocos meses antes a instancias del procurador leonés Tino Rodríguez, que recuerda a la Junta y a la Diputación que han de exigir al Gobierno que incluyan las partidas pendientes de los fondos Miner en los presupuestos que Rajoy ha anunciado para este mismo mes de marzo.

La referida moción socialista incluía, al menos, otras tres vías de la red provincial en los municipios de La Ercina y Vega de Espinareda pendientes de ejecución. Y todo, pese a contar con proyectos aprobados, en algún caso, como el referido de la LE-3503, desde hace más de una década, convirtiéndolo en «el olvido más clamoroso».

La LE-3503, que como se ha dicho es propiedad de la Diputación de León, nace en la N-630 (carretera de Asturias) en Villamanín y muere al conectar con la LE-473, la vía que comunica La Pola de Gordón con Aralla, a través del puerto del mismo nombre. Se trata de una carretera de 18 kilómetros de longitud que vertebra ocho de las 19 localidades del municipio montañés y une las comarcas de la Tercia y Arbas con la de Luna, en un recorrido, además, de singular belleza y gran potencial turístico.

Contenido Patrocinado

Fotos