Las primeras 103 familias de Ciñera ya tienen sus 'casas bajas' en propiedad

Imagen de las 'casas bajas' de Ciñera./
Imagen de las 'casas bajas' de Ciñera.

La Junta, a través del Somacyl, ha comenzado a otorgar desde este lunes las escrituras tras adquirir 135

LEONOTICIAS

Tras el proceso de adquisición de 135 casas y otros equipamientos que la Junta a través del Somacyl efectuó en Ciñera, antes propiedad de la Hullera Vasco-Leonesa, se comienzan a otorgar este lunes en la Notaria de La Robla las escrituras públicas de compraventa en favor de las personas que han decidido adquirir las mismas. La Junta se hizo con 123 viviendas conocidas como ‘Casas Bajas’, 12 viviendas conocidas como del ‘Patronato’, además del hogar del pensionista, el centro médico, la cooperativa textil y la oficina de Protección Civil.

Las escrituras de compraventa, que finalizarán su otorgamiento el 21 de diciembre, se realizarán por el coste estricto de la adquisición a la concursada más los gastos necesarios para la inscripción registral, sin sobreprecio alguno, es decir, por la cantidad de 1,5 millones de euros en su conjunto, lo que supone un ahorro directo a los compradores de casi el 50 % sobre el precio de salida en la liquidación de la sociedad concursada Hullera Vasco Leonesa S.A. La operación evitó el riesgo de que un tercer adquirente de los bienes, con objetivos mercantiles, conllevase un incremento aún mayor del precio para obtener plusvalías. Al mismo tiempo, la actuación ha permitido realizar la compleja legalización de las viviendas.

Tras este periodo de firmas que supone la adquisición por los ocupantes de 103 del total de las viviendas conocidas como ‘Casas Bajas’ y ‘del Patronato’, se iniciará la formalización de cuatro contratos de alquiler social, es decir en favor de personas con dificultades de acceso a la adquisición por razones económicas, y 18 contratos de alquiler con opción a compra para los ocupantes que no han podido asumir la compra en este momento, de modo que con esa modalidad podrán ejercitar la opción de compra más adelante y proceder a la adquisición. También se procederá a la subasta de las ocho casas vacías restantes en ‘Casas Bajas’ y 2 en el ‘Patronato’.

Administración concursal

Desde que en julio del pasado año se anunciara a los vecinos -agrupados en la plataforma ‘Valle del Bernesga’- la intención de la Junta en adquirir de la Administración Concursal de la Hullera Vasco Leonesa el conjunto de viviendas denominadas ‘Casas Bajas’ y ‘Patronato’, hasta la inminente firma de las escrituras públicas que se inicia este viernes, se ha desarrollado un ingente trabajo de actualización, legalización y registro, necesario para proceder a la regularización registral de cada vivienda.

La situación de partida resultaba bastante compleja, al ser un conjunto de 135 viviendas de las que 123, las ‘Casas Bajas’, se encontraban sin individualizar legalmente e integradas en una ‘Unidad Industrial de Explotación’, que abarcaba las propiedades de la Hullera Vasco-Leonesa, incluyendo las explotaciones mineras, en los municipios de Pola de Gordón, Matallana de Torío, Vegacervera y Valdepiélago.

División horizontal

El trabajo desarrollado a lo largo del último año ha permitido que las compraventas se puedan realizar por cada una de las viviendas, de forma individualizada y, para ello, tras la compra a la Administración Concursal, se han tenido que realizar las segregaciones de las parcelas construidas de su finca matriz, la ‘Unidad Industrial’, después de la obtención de los consiguientes permisos y licencias municipales necesarios. A continuación, se ha elaborado el levantamiento topográfico de todas las parcelas y de cada una de las viviendas, posteriormente se han redactado y formalizado en escritura pública las declaraciones de obra nueva de cada finca, obtenido los certificados de eficiencia energética, y por último, para la total individualización de cada propiedad, se ha otorgado escritura de división horizontal, liquidando los impuestos correspondientes y presentado la documentación en el Registro de la Propiedad, con el fin de lograr su inscripción.

La adquisición de los inmuebles por la Junta tuvo también el efecto de insuflar 1,8 millones de euros en la tesorería del concurso para el pago de salarios pendientes a los trabajadores de la concursada.

Recuperar las viviendas

Esta actuación de la Junta de Castilla y León permite que los ocupantes de las viviendas puedan seguir disfrutando de las mismas como compradores al coste de adquisición por parte de la Junta o en alquiler, atendiendo cada caso en particular. Una operación puesta en marcha por el Gobierno autonómico con el único objetivo de que nadie se quede sin la vivienda que venía ocupando y contribuyendo, de esta manera, al mantenimiento de la población y la seguridad y estabilidad de las personas que habitaban las viviendas. A esta actuación habría que añadir la cesión a diferentes organismos públicos de otras cinco edificaciones en donde se ubican el hogar del pensionista, el centro médico, la cooperativa textil (2 edificaciones) y la oficina de Protección Civil, que fueron adquiridas por la Junta para dar continuidad y estabilidad en este caso de servicios para la población.

La consejería ha contado en todo momento con la trascendente intervención y gestión de la Plataforma Valle del Bernesga, constituida por las personas afectadas por la problemática planteada, que coordinaron a sus integrantes de cara a lograr la configuración de la actuación y los trámites para su formalización, a la que la Junta de Castilla y León quiere reconocer el papel desarrollado.

Contenido Patrocinado

Fotos