Un año más la pequeña localidad de El Espino celebra su tradicional y antiquísima feria

Estarán presentes un total de 70 puesto de la provincia de León, Zamora, Valladolid, Galicia o Cantabria

LEONOTICIAS

Un año más, al amparo del Santuario de las Angustias, la pequeña localidad de El Espino celebra su tradicional y antiquísima feria. El próximo día de 6 de agosto este pequeño pueblo perteneciente al municipio de Vega de Espinareda celebra la X Edición de la Feria Agroalimentaria Apícola y la XIII Feria de Artesanía.

Si duda una de las ferias con más renombre de la comarca, sus orígenes los encontramos en un pergamino fechado en el año 1317. Esta feria, que en sus inicios empezó siendo un mercado de ganado al que se acercaban los habitantes de las poblaciones cercanas con sus mejores ejemplares, se ha convertido en la actualidad en una feria donde se pueden adquirir todo tipo de productos como embutidos, dulces, quesos, productos ecológicos, licores, vinos o cervezas artesanales; además de degustar del exquisito pulpo a la gallega elaborado en las famosos calderos de cobre y aliñados por las manos expertas de las “pulpeiras” y el churrasco, platos que tradicionalmente han estado muy unidos a la feria.

En la edición de este año estarán presentes un total de 34 empresas de alimentación y 35 artesanos de la provincia de León, así como de Galicia, Cantabria, Valladolid o Zamora. Por segundo año consecutivo uno de los protagonistas de la feria será la apicultura con la presencia de numerosas empresas del sector, llevándose a cabo además la II Cata-Concurso de Miel con interesantes premios.

Paralelamente a la feria se desarrollarán interesantes actividades como talleres de artesanía donde ceramistas, vidrieros o cesteros descubrirán los secretos de su trabajo. Además se podrá admirar una tradición casi perdida como es la del “teitado”, consistente en la realización, mediante una técnica antiquísima, de techos de paja de centeno que cubren las pallozas, construcciones circulares realizadas en piedra, típicas de Ancares, este genuino rincón de la comarca berciana y que durante siglos sirvieron de vivienda para los hombres y el ganado, o un antiguo torno de madera en perfecto estado de funcionamiento. Talleres infantiles y diferentes actividades pensadas para los más pequeños hacen de la Feria de El Espino el lugar ideal para pasar un día en familia rodeados de tradición y naturaleza.

Contenido Patrocinado

Fotos