Pena de prisión por insultar a su mujer por reprocharle la actitud con los clientes del bar

El acusado, que se encontraba en estado de embriaguez, insultó y empujó a su mujer | La defensa niega los hechos y advierte que no fue consciente del empujón

A.C.Polvoredo

Un varón se enfrenta a una pena de cuatro meses de prisión y a una orden de alejamiento por insultar y vejar a su mujer en el local que ambos regentaban. El juicio tendrá lugar el próximo 11 de septiembre en el Juzgado de lo Penal nº2 de León.

Los hechos tuvieron lugar en un bar de la localidad de Polvoredo sobre las 21:30 horas del 21 de junio de 2016 cuando la mujer del acusado, que regente el local, le recriminó por estar molestado a la clientela.

En ese momento, el marido empezó a insultarla con expresiones como “perrina, quién te crees que eres que estas con gentuza, que encima de puta pones la cama”, invitándole ella a salir del local y advirtiendo que de no ser así llamaría a la Guardia Civil.

Advertencia que llevó al acusado a acceder a la barra, donde empujó y le quitó el móvil a su mujer. No consta que la víctima sufriera lesión alguna como consecuencia de los hechos que el acusado cometió bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los hechos corresponden a un delito leve de vejaciones y de maltrato de obra en el ámbito familiar y procede a imponerle cuatro meses de prohibición, cinco días de localización permanente y la prohibición de acercarse a menos de 200 metros y a comunicarse con su mujer durante un año y medio.

Por su parte, la defensa coincide en señalar que su cliente accedió al local que regentaba junto a su mujer en estado de embriaguez pero niega que insultase a su mujer, sin ser consciente de haberla empujado, careciendo por tanto de ánimo de maltrato en su actuación y por ello solicita su libre absolución.

Fotos