Los nuevos estatutos adscriben Gersul a la Diputación, que tendrá más votos que el Ayuntamiento

Dos camiones trabajan en el CTR de San Román de la Vega. /Peio García
Dos camiones trabajan en el CTR de San Román de la Vega. / Peio García

El nuevo borrador contempla la figura del secretario y del interventor, que serán personal funcionario con habilitación nacional si bien, «excepcionalmente» el presidente podrá autorizar la contratación directa de personal

NACHO BARRIO León

El objetivo es claro: poder contar con una base que sea «más comprensible y controlable desde la perspectiva económico-financiera». No es una opinión, sino la misma exposición de motivos del borrador de estatutos de Gersul, que tendrán que ser aprobados antes de un mes.

Una de las incógnitas se desvela pronto. El consorcio estará adscrito a la Diputación Provincial, por lo que se acaban, a priori, años de enfrentamiento entre el Ayuntamiento de León y la institución presidida por Juan Martínez Majo. La razón no es otra que la de que la Diputación cuenta «con la mayoría de los votos en los órganos de gobierno». Pero, ¿esto era así antes? Parece que no. El Ayuntamiento contaba con cerca de 130 votos si se tiene presente que suma uno por cada mil habitantes. Conforme a la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, debería ser el Consistorio el que tuviera la adscripción al ser la administración que más votos tiene, cuestión solucionada en los nuevos estatutos, que asignan a la Diputación 160, que tendrá que distribuir no más del 20% de estos con la Comarca del Bierzo y el municipio en el que radica la planta, en este caso, San Román de la Vega.

Reacciones

En esta línea de adscribir Gersul a la Diputación, apuntala este movimiento la declaración del domicilio del consorcio, que será el Palacio Provincial, dependencias provinciales o «cualquier otro local destinado a tal efecto, determinado siempre por la Asamblea General».

En este mismo capítulo, Gersul deja la puerta abierta a la incorporación al consorcio, «previo acuerdo de la Asamblea General», a otras entidades locales que lo soliciten, así como otras entidades públicas.

Elección de secretario e interventor

La premura en la aprobación de los nuevos estatutos estaba justificada desde la Diputación Provincial de León en poder contar con un secretario e interventor para llevar a cabo las juntas de gobierno, entre otras cuestiones.

Así, el borrador contempla que tanto el secretario como el interventor y el tesorero serán personal funcionario y, «excepcionalmente», cuando no resulte posible contar con personal procedente de las administraciones participantes en Gersul el presidente podrá autorizar la contratación directa de personal.

Este extremo se reitera en estatutos, centrándose en el caso actual. «Por razones de baja del secretario, se podrá sustituir por un funcionario de administración local que lo sea en alguna de las entidades consorciadas o por un funcionario de las mismas, a través de la creación de un puesto de colaboración».

La figura del presidente

Poco cambia en acotar quien puede ser el presidente de Gersul, ya que se estima que pueden serlo el presidente de la propia Diputación o el diputado en el que este delegue. Queda claro pues que este cargo siempre corresponderá a un representante de la cámara provincial.

La vicepresidencia primera recaerá de la misma forma en el alcalde de León o concejal que éste delegue, la segunda en el alcalde de Ponferrada o concejal delegado y la cuarta en el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo o consejero.

Entrada en vigor

El borrador de estatutos contempla que, estando actualmente el Consorcio adscrito al Ayuntamiento, el nuevo régimen será de aplicación a partir del 1 de enero del año siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos