La nieve obliga al uso de cadenas en 12 puertos de la provincia de León

Estado de la carretera de acceso a Cármenes./
Estado de la carretera de acceso a Cármenes.

Un gran número de carreteras de la red secundaria, desde Boca de Huérgano hasta Villablino, se están viendo afectadas por las copiosas nevadas

LEONOTICIAS

La nieve caída en las últimas horas obliga a esta hora de la mañana impide la circulación en siete carreteras de las provincia de Burgos y Salamanca y obliga a circular con cadenas en 20 tramos de la red principal de Ávila, Burgos, León, Palencia, Segovia y Soria, según informa la Dirección General de Tráfico (DGT).

Los mayores problemas se presentan en Burgos donde hay cinco vías cortadas al tráfico por la acumulación de nieve. Se trata de las carreteras BU-550, a la altura de Angulo; la CL-629, en La Cabañuela; así como la BU-570, BU-572 y la BU-571, en Espinosa de los Monteros. En Salamanca, está intransitable la DSA-191 en Candelario, que es el acceso a la estación de esquí de La Covatilla.

Además, las cadenas son obligatorias para transitar y está prohibida la circulación para camiones y autobuses por la AV-120, a la altura de Muñico y la AV-932, en Heguijuela (Ávila) y en la CL-629, en Bocos (Burgos). En la provincia de León, están afectadas la N-630, en Arbas del Puerto; la N-621, en boca de Huérgano; la N-625, en Oseja de Sajambre; la LE-481, en San Emiliano; la LE-234, en Prioro; la LE-233, en Prioro; la LE-215, en Boca de Huérgano; la LE-497, en Villablino; la LE-331, en Puebla de Lillo; la CL-635, en Burón; la LE-473, en Aralla de Luna, y la LE-495, en Villablino.

En Segovia, las vías donde hay que circular con cadenas o neumáticos de invierno son la SG-615, en San Idelfonso de la Granja y la CL-601, en Valsaín. En Soria, son la SO-615, en Garray. También está condicionado el tráfico por la nieve la CL-627, a la altura de Cervera de Pisuerga (Palencia).

Contenido Patrocinado

Fotos