Los montañeros se muestran a favor de ordenar la escalada en la cara sur del pico Urriellu

Pico Urriellu.
Pico Urriellu.

La Federación de Montaña apoya esta medida, que afectaría principalmente a las empresas que ofrecen la ascensión a esta cima «como un producto»

TERRY BASTERRA

La Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo del Principado de Asturias (Fempa) ve con buenos ojos la propuesta de ordenar la escalada en algunas zonas de los Picos de Europa en épocas determinadas. Así lo apunta el presidente de la entidad, Juan Rionda, quien señala el lugar concreto donde considera más necesaria aplicar esta medida que se recoge en el documento que sintetiza las propuestas realizadas durante el proceso de participación pública del Plan Regulador de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de los Picos de Europa: el Picu Urriellu.

«El montañismo y el senderismo en los Picos no tiene un mayor problema, pero la escalada sí. Vemos bien que se aplique en sitios como el Urriellu para ordenar la escalada y evitar una posible desgracia», indica. Rionda explica que en este pico los escaladores están ascendiendo por numerosas vías, «pero para bajar todos lo hacen por la Sur y eso parece casi la calle Uría, cualquier día puede ocurrir un desastre», advierte.

La Fempa ha mantenido varias reuniones para abordar esta cuestión con representantes del Parque Nacional de los Picos de Europa con el fin de crear una comisión de expertos que pueda ser consultada a la hora de abordar este tipo de cuestiones.

Precisamente, en el documento que sintetiza las propuestas realizadas de cara al PRUG se menciona la creación de un comité de expertos, con representación de las tres federaciones autonómicas de montaña, para organizar la actividad según las zonas y las épocas del año con el fin de «ofrecer soporte técnico para la práctica de la actividad, garantizar la seguridad, proteger los valores naturales y el entorno y concienciar a los escaladores». En este sentido, también apuesta por «normalizar el reequipado de vías, de manera que se garantice la máxima calidad y seguridad», así como por abrir nuevas vías ferratas.

Urriellu, el pico más concurrido

La persona de la Fempa que ha acudido a estas reuniones es Eduardo de Deus Rodríguez. Lo ha hecho en calidad de vocal de Escalada de la federación y también como director del Comité de Escalada del Parque Nacional de los Picos. De Deus señala que «el Urriellu es el pico más concurrido» a nivel de escalada de estas montañas. Allí se juntan, además de profesionales y escaladores de nivel medio, cada vez más personas tras contratar unos servicios con empresas «que ofrecen como un producto el subir al Pico Urriellu».

«No queremos tomar cartas en el asunto, al menos de momento, pero no se descarta que en el futuro haya que limitar las ascensiones a empresas por la cara sur», avanza. Por el momento, lo que ya han hecho es abrir varias vías alternativas en la cara Sur destinadas a escaladores con experiencia con el fin de descongestionar la bajada de esta cima icónica que estas semanas de verano es coronada por gran cantidad de aficionados a la montaña.

También adelanta que se va a elaborar un libro «de buenas prácticas de la escalada en el Parque Nacional». Algunas de sus recomendaciones serán incluidas en el futuro PRUG del parque y, por tanto, serán de obligado cumplimiento para aquellos que practiquen la escalada en estas montañas.

Senderismo y montañismo

El senderismo y el montañismo, aunque sí registran masificación en algunas zonas concretas, como puede ser el caso de la ruta del Cares, son actividades que para la Fempa no entrañan riesgo siempre que se realicen en espacios sin peligro para las personas, según Rionda. Por eso consideran positivo que siga cerrada a esta actividad la zona de Junjumia, donde ya se registraron varios despeñamientos en el pasado.

Con el fin de mantener la seguridad, las federaciones de montaña y el Parque Nacional decidieron no señalar la ruta conocida como El Anillo de los Picos, y que conecta los refugios de montaña existentes en este macizo. El presidente de la Fempa apunta que esta ruta se realiza en alta montaña, por lo que requiere de una experiencia importante en aquellos que se atreven a realizarla. Esta ruta también ha registrado víctimas mortales, una de las que más trascendencia tuvo fue la del deportista portugués Joao Marinho, quien desapareció en la montaña en noviembre de 2014. Su cuerpo no fue encontrado hasta agosto del siguiente año.

Fotos