Leyendo las rocas en el Valle del Esla

Calzada romana en el Manto del Esla.

La Universidad de León y el MSM programan una nueva actividad conjunta dentro del Proyecto Geodiversidad León 2017 impulsado por la ULE que propone un recorrido por la calzada romana que atraviesa el Manto del Esla

LEONOTICIAS

La cordillera Cantábrica atesora cientos de Lugares de Interés Geológico, espacios en los que uno o varios procesos y/o elementos geológicos, en ocasiones muy representativos del contexto al que pertenecen, y en otras auténticas singularidades, se muestran de forma modélica, constituyendo lugares de referencia para su estudio, pero también para su uso didáctico y turístico, siempre que se utilicen de forma responsable.

Algunos Lugares de Interés Geológico de la cordillera poseen tal potencial científico que se encuentran en el punto de mira de la comunidad científica internacional; estos lugares, conocidos como Global Geosites, representan los mejores escenarios para identificar un proceso geológico, su evolución y los elementos involucrados en su formación.

En la Montaña oriental leonesa, vertebrado por el río Esla, se localiza uno de estos Global Geosites: el Manto del Esla. En este lugar puede apreciarse una de las sucesiones más completas de rocas paleozoicas de la provincia, pero también las complejas relaciones estructurales de las diferentes láminas que constituyen la cordillera Cantábrica y que encuentran aquí un modelo idóneo para comprenderla e interpretarla. A todo ello hay que añadir varios yacimientos paleontológicos de gran valor científico, afloramientos de rocas ígneas (muy raras en esta cordillera), depósitos minerales, cuevas y formas de modelado reciente que, en su conjunto, dan forma a uno de los espacios geológicos más renombrados de la provincia.

Entre Crémenes y Valdoré, el sinuoso cauce del río Esla atraviesa el Manto del Esla, dibujando varios meandros a la altura del legendario paraje conocido como el Pajar del Diablo, desde donde se obtienen fabulosas vistas panorámicas del valle. La calzada romana que discurre cercana al río y que ofrece a los peregrinos uno de los tramos más carismáticos de la Ruta Vadiniense, acerca a las rocas del Manto del Esla, una de las estructuras más significativas que lo deforma (el Sinclinal del Aguasalio), y al modelado que ha dado lugar a este hermoso paraje de la Montaña leonesa.

Guiados por Esperanza Fernández, profesora de la Universidad de León y por Rodrigo Castaño del Instituto Geológico y Minero, “Leyendo las rocas en el valle del Esla”, recorrerá este tramo de la calzada romana el domingo día 16 de julio, deteniéndose en los lugares geológicos clave que desde ella se pueden observar.

La actividad, de carácter gratuito, puesta en marcha por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León y la ULE comenzará a las 9.30 horas y finalizará a las 14.00 horas, con un recorrido aproximado de cinco kilómetros y dificultad baja. Las plazas son limitadas y por ello la inscripción previa es obligatoria.

Fotos