León suma 16 donaciones de órganos hasta el mes de septiembre

Imagen de un órgano listo para su trasplante./
Imagen de un órgano listo para su trasplante.

Castilla y León supera el «listón» de los 2.000 trasplantes renales y aplica un proceso asistencial integrado para mejorar el diagnóstico precoz

ICALLeón

La Consejería de Sanidad y la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) se marcan como reto incrementar los trasplantes renales por ser el tratamiento sustitutivo más eficaz y barato, frente a la dialisis peritoneal y hemodiálisis, cuyo coste anual ronda los 46.000 euros, la misma cantidad que la intervención quirúrgica, si bien a partir del primer año, el desembolso para las arcas públicas se sitúa en los 6.000 euros.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, asistió hoy junto a la directora de la Organización Nacional de Trasplantes, Beatriz Domínguez-Gil, a la inauguración de la jornada 'Transplante renal 2000 en Castilla y León', que se celebra en las Cortes, una vez que la Comunidad ha superado el “listón” de los dos millares de operaciones de este tipo, que comenzaron a realizarse en 1983 en el Hospital Clínico de Salamanca.

En ese sentido, Sáez Aguado apostó por potenciar los trasplantes, para lo que es necesario que se incrementen las donaciones, puesto que recordó que los expertos apunta que la insuficiencia renal crónica genera el tres por ciento del gasto sanitario de España. A ello, la directora de la ONT añadió que todos los trasplantes hechos ahorran dos veces el coste de las extracciones e intervenciones al Sistema Nacional de Salud.

Enfermos renales

Asimismo, el titular de Sanidad destacó que el 56 por ciento de los enfermos renales crónicos reciben un nuevo órgano en la Comunidad, por lo que un 46 recibe diálisis, en sus diferentes modalidades, ante la insuficiencia de órganos. Este porcentaje es superior en el conjunto de España, puesto que ronda el 50 por ciento, si bien la responsable de la ONT apuntó que existen pacientes para los que no está indicada esta terapia, por no presentar un estado de salud que permita la operación, su morbilidad o por no poder recibir durante toda su vida un tratamiento a base de inmunosupresores.

Sin embargo, el consejero y la directora de la Organización Nacional de Trasplantes recalcaron que un nuevo órgano es la medida más efectiva, frente a la diálisis -hospitalaria, domiciliaria o peritoneal-. También, Sáez Aguado hizo hincapié en la importancia del proceso asistencial integrado puesto en marcha por la Gerencia Regional de Salud, once sociedades científicas, la Asociación para la lucha contra Enfermedades del Riñón (Alcer) para mejorar la coordinación entre la enfermería de Atención Primaria y los servicios hospitalarios especializados.

Sáez Aguado explicó que el objetivo ahora es identificar de forma precoz la insuficiencia renal crónica, que recordó está asociada a otro tipo de patologías como la diabetes, los problemas cardiovasculares o la obesidad. Además, señaló que se debe trabajar también para evitar que se cronifique, lo que indicó ayudará a reducir los costes de los tratamientos o intervenciones y a mejorar la calidad de vida de los enfermos.

46 por millón de habitantes

El consejero defendió el modelo español de trasplantes y destacó que está logrando unos resultados “excelentes”, fruto en su opinión de un sistema de salud “cohesionado”, por lo que consideró que es un “ejemplo” para los países europeos. Al respecto, Beatriz Domínguez-Gil apuntó que ningún país alcanza la tasa de trasplantes por millón de habitantes de España, que se sitúa en los 64, un poco por encima de la cifra de Castilla y León (46 por millón de habitantes).

También, la directora de la ONT abogó por avanzar en la donación en asistolia de pacientes con hepatitis C, tratados con nuevos fármacos antivirales, que recalcó son muy efectivos. Sáez Aguado recordó que el número de trasplantes renales se mantiene de forma sostenida en la Comunidad, donde se realiza también el trasplante de donante vivo, que se practica en Salamanca; el hepatorenal -Río Hortega y Clínico- y el combinado de páncreas y riñón (Salamanca). En definitiva todos menos el infantil.

Donaciones y órganos

La enfermedad renal crónica con necesidad de tratamiento renal sustitutorio afecta a 2.860 personas en Casitlla y León. A 31 de diciembre de 2016, había 1.276 pacientes sometidos a diálisis -169 de ellos peritoneal- y 1.572, con trasplante renal. En el Hospital Clínico Universitario de Salamanca se han realizado desde hace 34 años un total de 1.135 trasplantes y en el Clínico de Valladolid, que se sumó a este programa en 1995, 940.

En cuanto a la actividad de los centros, el número de donantes de órganos, a 30 de septiembre, se sitúa en la Comunidad en 76, frente a los 75 del mismo periodo de 2016. Dos se contabilizaron en el Complejo Asistencial de Ávila; 12, en el de Burgos; 15, en el de León; uno en Ponferrada; tres, en Palencia; 17, en Salamanca; cuatro en Segovia; tres en Soria; 16, en el Clínico Universitario de Valladolid, y tres, en el Río Hortega.

Respecto al número de órganos generados hasta el tercer trimestre, se han contabilizado en la Comunidad 123 riñones, 65 hígados, diez corazones, 24 pulmones, nueve páncreas y un intestino.

Contenido Patrocinado

Fotos