León, Segovia y Zamora reciben 4,5 millones para los tratamientos preventivos de incendios

La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de Castilla y León./Rubén Cacho
La consejera de Agricultura y portavoz de la Junta, Milagros Marcos, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de Castilla y León. / Rubén Cacho

Siete cuadrillas también colaborarán en la extinción del fuego cuando sea necesario

ICALValladolid

Siete cuadrillas realizarán trabajos silvícolas de conservación y mejora de los hábitats naturales en las provincias de León, Segovia y Zamora para disminuir el riesgo de propagación de incendios forestales y colaborar en la extinción de incendios cuando sea necesario. Los contratos, aprobados por el Consejo de Gobierno de la Junta, tienen un importe de 4,5 millones de euros.

Los efectivos de las cuadrillas actuarán durante la época de peligro alto de incendios. Estarán repartidas en las comarcas Occidental, Central y Oriental, en las de Cistierna y Boñar y en Truchas (León); Tábara y Aliste (Zamora) y la comarca de Pinares-Serrezuela (Segovia).

Las actuaciones servirán para eliminar combustible vegetal con desbroces, clareos, resalveos, cortas y recogida de restos, además de mejorar la transitabilidad de las pistas forestales, la realización de tratamientos de mejora de la cubierta vegetal protectora, con el objetivo de mejorar la masa forestal y reducir el nivel de erosión y por tanto el riesgo de incendios. También llevarán a cabo tratamientos específicos para la mejora del hábitat del urogallo, con el fin de favorecer su recuperación en las comarcas de la montaña occidental en la provincia de León.

Por otro lado, las cuadrillas contribuirán a fomentar la conservación, mejora y potenciación del valor y uso público de montes, así como mejorar las infraestructuras contra incendios existentes y el mantenimiento de los puntos de agua. Estos trabajos tendrán lugar en Villablino, Cabrillanes , Sena de Luna, Riello, Los Barrios de Luna, Murias de Paredes, Santa María de Ordas, Soto y Amío, Boñar, La Vecilla, Cistierna, Prado de la Guzpeña, Valderrueda, La Ercina, Vegaquemada, Truchas, Benuza, Castrillo de Cabrera y Encinedo, en la provincia de León, con un presupuesto de 3 millones de euros.

En la provincia de Zamora, los montes sobre los que se actuará se encuentran en los términos municipales de Riofrío de Aliste, Tábara, Moreruela de Tábara, Ferreruela de Tábara, Ferreras de Abajo, Figueruela de Arriba,, Mahide y San Vitero, con un presupuesto de 586.205 euros. En la provincia de Segovia, los trabajos se realizarán en los montes de las localidades de Arroyo de Cuéllar, Cuéllar, Olombrada, Frumales, Mata de Cuéllar, Remondo, San Cristóbal de Cuéllar, Sanchonuño, Vallelado y Fuentesoso, todo ello con un presupuesto de 922.252 euros.

Restaurar vertederos en Zamora

El Consejo de Gobierno también dio el visto bueno al convenio de colaboración con la Diputación de Zamora para la recuperación ambiental de zonas degradadas com escombreras en esta provincia. El importe del convenio es de 1,4 millones, de los que la Junta aportará 900.000 euros con cargo a los presupuestos hasta 2019.

Las líneas de actuación comprometidas en el convenio consisten en la ejecución de los trabajos de restauración de un total de 63 escombreras, 12 de ellas de manera prioritaria, que forman parte del Inventario de Vertederos Ilegales de Residuos de Construcción y Demolición así como la realización de acciones encaminadas a evitar la aparición de nuevos depósitos ilegales de residuos de construcción y demolición.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente contratará y ejecutará los trabajos de restauración de las escombreras, así como las asistencias técnicas necesarias, tales como proyectos técnicos, direcciones de obra o asistencias técnicas a esta; y de financiar los trabajos de restauración de las escombreras por un importe máximo de 900.000 euros.

Además deberá compartir con la Diputación y los ayuntamientos implicados la información precisa para la ejecución de las actuaciones que corresponda y asesorarlos en materia de residuos. La Consejería deberá promover una campaña dirigida a concienciar a la población sobre la adecuada gestión de los residuos de construcción y demolición generados en obras menores de construcción y reparación domiciliaria en ambas provincias.

Por su parte, la Diputación de Zamora tendrá que garantizar la creación y el acondicionamiento de zonas de recogida controlada de escombros procedentes de obras menores, valladas y afirmadas, a través de convocatorias de subvenciones a ayuntamientos de dichas provincias, dando prioridad a los municipios en los que se ubiquen las escombreras, todo ello por un importe de 500.000 euros.

La institución provincial contratará y gestionará el servicio de recogida, transporte y tratamiento de residuos domésticos de construcción y demolición procedentes de obras menores que se generen en los municipios en los que se sitúan las escombreras, colocando contenedores específicos o instalando puntos limpios.

Además deberá informar a los ayuntamientos en los que se presta el servicio sobre los trámites y procedimientos a seguir para la correcta gestión de los residuos generados por obras de construcción y demolición, tales como la constitución de la fianza previa al otorgamiento de la licencia de obra, sobre la tasa previa o la declaración responsable referida a estas obras de construcción y demolición.

Fotos