León mejora los datos de pernoctaciones en julio hasta las 146.102 pero pierde viajeros

Imagen de la recepción de un hotel./
Imagen de la recepción de un hotel.

Avila, Valladolid, Segovia y León mejoran los datos respecto al año anterior en pernoctaciones | El incremento en la provincia alcanza un 2,72 por ciento

ICALLeón

Las pernoctaciones hoteleras subieron en Castilla y León un 2,33 por ciento en julio respecto al mismo mes del año pasado, al pasar de 828.760 a 848.035. Este crecimiento es ligeramente superior al registrado de media en el país, que se cerró con un aumento del 1,64 por ciento, hasta los 43,6 millones, según la Encuesta de Coyuntura Turística Hotelera difundida hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Del mismo modo, en lo que refiere a la cifra los viajeros que se acercaron a la Comunidad, creció en un 0,84 por ciento, al pasar de 520.347 a los 524.724, mientras que la media en el resto del país se cerró con un 1,77 por ciento de subida, con 11,8 millones de viajeros.

Por autonomías, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Canarias fueron los destinos principales de los viajeros residentes en España en julio, con tasas anuales de variación en el número de pernoctaciones del -5,3; -1,8; -5,3 y -1,3 por ciento, respectivamente.

El principal destino elegido por los viajeros no residentes fue Islas Baleares, con un 34 por ciento del total de pernoctaciones. En esta comunidad las pernoctaciones de extranjeros suben un 0,9 por ciento, respecto a julio de 2016. Los siguientes destinos de los no residentes fueron Cataluña (con el 21,2 por ciento del total de pernoctaciones y un crecimiento del 4,6 por ciento) y Canarias (con el 19,3 por ciento del total y un aumento del 1,4 por ciento).

Respecto a los datos por provincias, se observa que hubo un descenso de las pernoctaciones en Palencia, con una caída del 11,97 por ciento, hasta las 34.277; en Burgos, un 5,66 por ciento, hasta las 146.200; en Soria, un 2,09 por ciento, hasta las 46.293; en Zamora, un 0,90 por ciento, hasta las 42.297, y en Salamanca, un 0,43 por ciento, hasta las 165.291.

Por el contrario, las pernoctaciones crecieron en otras cuatro provincias, encabezadas por Ávila, con un aumento del 14,28 por ciento, hasta las 59.014; Valladolid, un 13,96 por ciento, hasta las 122.210; Segovia, un 11,04 por ciento, hasta las 86.351, y León, un 2,72 por ciento, hasta las 146.102.

Por lo que respecta a la cifra de viajeros que llegaron a la Comunidad, 524.724, las provincias que contabilizaron aumentos fueron Ávila con un 9,64 por ciento más hasta los 33.954; Valladolid, con un 8,36 por ciento más hasta los 74.5448; Segovia, con un 8,13 por ciento más hasta los 51.046, y Soria, con un 4,95 por ciento hasta los 25.646

Asimismo, el número de viajeros registró descensos en León, con un 4,87 por ciento menos hasta los 85.137; en Burgos, un 2,52 por ciento, hasta los 104.237; en Salamanca, un 1,82 por ciento, hasta los 102.907; en Palencia, un 1,62 por ciento, hasta los 20.511, y en Zamora, un 0,43 por ciento, hasta los 26.743.

En lo que se refiere el Índice de Precios Hoteleros (IPH) se situó en Castilla y León en 94,8 puntos, por debajo de los 117,9 del conjunto del país. La tasa de variación anual en la Comunidad aumentó un 3,7 por ciento frente al 6,9 por ciento de España.

Finalmente, la facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) fue de 57,8 euros en julio en la autonomía, lo que supone un aumento del 5,1 por ciento, respecto al mismo mes de 2016. Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros, alcanza los 27,4 euros, con un incremento del 10,9 por ciento.

Fotos