La inversión en la vieja rampa de Pajares será de las mayores del país en la red convencional

Un convoy de mercancías, superando la vieja rampa por el puerto de Pajares. /José Antonio Gómez
Un convoy de mercancías, superando la vieja rampa por el puerto de Pajares. / José Antonio Gómez

Los 145 millones suponen el mayor gasto entre los tramos reservados a las mercancías. En lo que va de siglo el tramo apenas recibió 11,9 millones

RAMÓN MUÑIZGijón (Asturias)

Alargar la vida útil de la rampa ferroviaria de Pajares exige de un esfuerzo extraordinario. El Ministerio de Fomento tiene programado desembolsar 145 millones entre este año y el 2020. Supondrá la mayor inversión por kilómetro en una parte de la red muy particular: la de las vías de ancho Renfe (o convencional) cerca de las cuales se abre una línea de alta velocidad. Lejos de cerrar los tramos más viejos, la idea del departamento que dirige Íñigo de la Serna es que se consagren al movimiento de mercancías.

La cifra para renovar el trazado por el puerto de Pajares fue una de las sorpresas de Fomento tras cambiar sus planes sobre la variante de Pajares. El Gobierno central aceptó el planteamiento de Foro Asturias y opta por equipar los dos nuevos macrotúnes con vías de ancho internacional, las propias del AVE. Eso impide que la infraestructura, en la que se van invertidos más de 3.000 millones, pueda ser utilizada por los actuales ferrocarriles de mercancías que cruzan el puerto.

Como solución, el ministerio advertía de que el nuevo esquema le obligaba a realizar un esfuerzo adicional en la decimonónica rampa, dado que ésta seguiría siendo a corto y medio plazo la vía propia del tráfico de carga. En Foro Asturias la suma causó sorpresa. El partido llevaba meses entrevistándose con los responsables de Fomento y la empresa pública Adif para debatir el futuro de la conexión ferroviaria. Según la versión del partido asturiano, en esas conversaciones no se había discutido semejante desembolso. De ahí que para clarificar el tema presentaran una serie de preguntas por escrito a través de su diputado nacional, Isidro Martínez Oblanca.

Suspicacia de Foro

El boletín del Congreso de los Diputados acaba de publicar una de esas respuestas. Concretamente, la que detalla la inversión que Fomento hará en el resto de tramos homólogos a la rampa. Es decir, líneas que en los últimos años o en los venideros verán abrir cerca un tendido más moderno de alta velocidad que lo vacíe de trenes de pasajeros.

Son en total catorce los trayectos que identificaba Martínez Oblanca en su pregunta. En términos de inversión global, solo uno recibirá un impulso superior a los 145 millones de Pajares. Se trata de la línea Madrid-Valencia, la que más tráfico de carga mueve gracias al impulso de las empresas privadas. Fomento planea inyectar 171,2 millones en el mismo cuatrienio. La cifra, sin embargo, hay que ponerla en relación a la longitud en la que hay que trabajar. Madrid-Valencia supone alrededor de 385 kilómetros de trazado, según los mapas del Adif, cuando el tramo que hay que mejorar entre Asturias y León es de 83. El esfuerzo entre La Robla y Pola de Lena sería, por tanto, de unos 1,7 millones por kilómetro, mientras en el eje Madrid-Valencia el promedio es de 0,44 millones.

La respuesta parlamentaria distingue la inversión propiamente dicha de los gastos de mantenimiento. Eso permite atisbar que cuidar de esa red convencional utilizada casi en exclusiva por las mercancías consume alrededor de 177 millones al año. Incluso si a cada línea se le suma el esfuerzo en inversión y en conservación, el resultado sigue siendo una inyección por kilómetro inferior a la prevista entre La Robla y Pola de Lena.

Parte del debate desatado en primavera en la región sobre el futuro de la conexión con la meseta se centraba en las opciones de futuro de la vieja rampa. Formaciones como IU o el PSOE consideraban que supone ya un peligro para las circulaciones. Desde Foro se acusó a los gobiernos de la nación de haber descuidado la conservación justamente para forzar el cierre del puerto.

Los datos oficiales confirman que la rampa viene absorbiendo una financiación moderada. Entre el año 2000 y el primer semestre de 2017 la inversión ejecutada sumaba 11,9 millones, con ejercicios en los que no hubo desembolso alguno. La reforma integral que ahora se estudia multiplica, por tanto, por doce toda la inversión satisfecha en lo que va de siglo.

Contenido Patrocinado

Fotos