La herida de la sequía

Las últimas lluvias apenas han aliviado la crítica situación de los embalses en la provincia | José Valín: «La situación es problablemente la más grave de los últimos cincuenta años»

Tambas 'recuperadas' del fondo de un pantano por la sequía de los últimos meses.
LEONOTICIASLeón

Las últimas lluvias apenas han aliviado la crítica situación de los embalses en la provincia y en la Comunidad.

El campo se enfrenta a una sequía sin precedentes que ya empieza ser considerada por muchos expertos como la peor del último siglo.

Los embalses están bajo mínimos y muchos de ellos dejan al descubierto los antiguos pueblos inundados por los pantanos.

Barrios de Luna y Riaño en León; Compuerto y Aguilar en Palencia; El Burguillo en Ávila;Ricobayo en Zamora; Cuerda del Pozo en Soria, Linares del Arroyo en Segovia; y el famoso meandro de Riomalo de Abajo en Salamanca, son los pantanos que ha fotografiado la agencia y grabado la agencia Ical como ejemplo para mostrar la situación de los embalses de la Comunidad.

José Valín, ingeniero y experto en gestión de agua, asegura que la 'culpa' de esta situación no ofrece dudas: «Justificar y señalar que el cambio climático existe pero que no es debido a la acción del hombre es querernos engañar», asegura a Ical.

De ahí que según afirma «España debería tomarse esta cuestión como una prioridad de nivel 1 porque dentro de Europa es uno de los países más afectados por el cambio climático».

Una situación derivada precisamente del «incremento de las temperaturas máximas, episodios climáticos extremos, ligero incremento de las temperaturas e irregularidad climatológica», recuerda José Valín.

Hoy admite José Valín y reconoce al mismo tiempo los enormes «sacrificios» realizados por quienes abandonaron sus localidades de origen para dejar paso a los pantanos. Una entrega, afirma, en beneficio del interés general: «Hubo unos sacrificios de unas personas que hay que valorar pero nos debe hacer pensar que en estos momentos los embalses permiten un mínimo medioambiental y un mínimo nivel de vida en nuestro territorio».

Y pese a todo en este momento no se ha logrado aliviar el peso de la sequía: «La situación es problablemente la más grave de los últimos cincuenta y probablemente más años. Yo no recuerdo nunca esta situación», sentencia Valín.

Fotos