Hallado el cadáver de la leonesa desaparecida en Potes

Agentes de la Guardia Civil recuperan el cuerpo de la anciana fallecida junto al río Deva.. /Guardia Civil
Agentes de la Guardia Civil recuperan el cuerpo de la anciana fallecida junto al río Deva.. / Guardia Civil

El cuerpo sin vida de la mujer, de 87 años, fue encontrado en las aguas del río Deva

LEONOTICIASLeón

La búsqueda de Elvira Pablos, la mujer vecina de León, de 87 años de edad, ha finalizado de la peor forma posible. Fuentes de la Subdelegación del Gobierno han confirmado que han encontrado el cuerpo sin vida de la mujer en el margen del río Deva, a la altura del cruce que sube hacia el monasterio.

Desparecida el pasado sábado en la localidad cántabra, su búsqueda se ha prolongado durante las últimas horas por parte de un equipo de la Guardia Civil de Potes, según información del 112 Cantabria.

La búsqueda de la turista leonesa desaparecida en Potes este sábado se reanudaba a primera hora del lunes después de que el dispositivo se tuviera que suspender el domingo sin haber encontrado ninguna pista sobre su paradero.

El Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria movilizaba a efectivos de la Guardia Civil para peinar las mismas zonas que ya se rastrearon durante el fin de semana.

El cuerpo ha aparecido en el curso del río, en el cruce de Santo Toribio de Liébana, alrededor de las 13:00 horas, según han confirmado fuentes oficiales.

La desaparición y la búsqueda

La mujer de 87 años se perdió en la localidad de Potes en la tarde del mismo sábado. Procedente de la localidad leonesa de Trobajo del Camino, Elvira Pablos llegó el sábado por la mañana a la localidad cántabra con una excursión organizada por su parroquia.

El objetivo era visitar el monasterio de Santo Toribio de Liébana, con motivo del Año Jubilar Lebaniego, y eso fue lo que hizo todo el grupo de excursionistas durante buena parte de la mañana. A la hora de comer, según confirman fuentes de la familia de la desaparecida, Elvira estuvo con el resto de sus compañeros de viaje, sentada en un banco de un parque, pero poco después se fue a caminar sola.

Pasadas las cinco de la tarde, el grupo se reunió junto a la iglesia de Potes, lugar acordado por los excursionistas para coger el autobús de vuelta a casa. Pero Elvira no apareció. Fue entonces cuando el cura de Trobajo del Camino, Luis Flórez, que dirigía la excursión de sus parroquianos, se acercó hasta el cuartel de la Guardia Civil para denunciar la desaparición de la mujer. Según ha podido saber este periódico, el sacerdote informó a las autoridades de que no encontraban a Elvira y después se subió al autobús, junto al resto de excursionistas, y todos ellos se marcharon de vuelta a León sin saber qué le había sucedido a su vecina.

La familia de Elvira, con la que contactó el Diario Montañés, se mostró el domingo disgustada por la actitud del párroco y del resto de los excursionistas. Sin embargo, hoy el ha señalado que todo el grupo con el que viajó Elvira participó en la búsqueda durante tres horas, «de 5 a 8», antes de marcharse de Potes.

Trabajos de búsqueda y zona donde apareció.

Contenido Patrocinado

Fotos