DGT y Guardia Civil buscan atajar la siniestralidad de las carreteras convencionales, que concentra el 90% de los accidentes mortales

Gonzalo León, Teresa Mata y Julio Gutiérrez, en la campaña de concienciación en vías convencionales. / Noelia Brandón

La subdelegación del Gobierno, la DGT y la comandancia de Tráfico de la Guardia Civil inician una campaña de control y concienciación en vías convencionales para insistir en la precaución y seguridad al volante

DANI GONZÁLEZ

La Guardia Civil y la DGT centran sus esfuerzos por reducir la mortalidad en las carreteras convencionales de la provincia. Desde este viernes, han iniciado una campaña de control y concienciación a los conductores en este tipo de vías, la que concentran un mayor nivel de siniestralidad.

Desde enero de 2016, han muerto 22 personas en las carreteras de la provincia, según los datos ofrecidos por la Subdelegación del Gobierno, el 90% de ellos en carreteras convencionales.

«En 2016, de los nueve fallecidos en las carreteras, ocho fueron en estas vías. Este año, de las doce víctimas, diez han sido en carreteras convencionales», explica la subdelegada del Gobierno, Teresa Mata.

Este tipo de vías centran la mayor parte de los accidentes moratles, por eso la vigilancia se centra en ellas. Estas actuaciones concretas programadas por la Guardia Civil y la DGT se realizarán en 374 kilómetros de vías convencionales de la provincia, en las que se busca actuar contra los principales motivos de los accidentes.

Las distracciones causan siete de cada diez accidentes mortales

El director de la DGT en León, Gonzalo León, insiste en que la seguridad y la precaución es «fundamental» al volante. Pero sobre todo la atención, ya que señala que el 70% de los accidentes encuentran su causa en las distracciones.

Precaución y seguridad. Una y otra vez, los agentes de la Guardia Civil y la propia subdelegada del Gobierno, Teresa Mata, han insistido a los conductores que han participado en esta campaña, que también busca hacer «visible» la labor de la Benemérita.

Estas vías, con multitud de cruces, un carril por sentido y mucho tráfico en ocasiones, incrementan la peligrosisdad. «Tenemos una provincia con mucha carretera de montaña, vías convencionales en torno a la capital... Por ello, todas las medidas de seguridad son más que necesarias», explica Mata.

Concienciar y educar en seguridad vial. Toda precaución es poca con el objetivo de reducir el número de víctimas al volante, que encuentran su principal foco de siniestralidad en las carreteras convencionales de la provincia de León.

Fotos