El Gobierno admite, 15 años después, que habrá que elaborar una nueva Declaración de Impacto Ambiental en la Variante

Imagen de los vertidos de agua al interior de la Variante.
Imagen de los vertidos de agua al interior de la Variante.

En ese tiempo hasta 350 litros por segundo en las cantidades más reducidas y un millar en los picos más elevados se han trasvasado de la cuenca Duero a la cuenca norte

J.C.León

La Variante de Pajares no gozó de la mejor planificación o, al menos, no tuvo la planificación adecuada de acuerdo a lo ahora advertido a través del propio Gobierno.

La consecuencia de esa 'falta de acierto' a la hora de elaborar el proyecto más ambicioso de las infraestructuras de transporte ferroviario es que ahora de deberá elaborar una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

El bufete de abogados Ecourban ha sido el responsable de anunciar que el propio Ministerio de Fomento ha estimado el recurso que presentaron las juntas vecinales a las que representa así como los ayuntamientos de la zona.

Han pasado 15 años y ahora se reconoce que la DIA de los túneles de la Variante de Pajares no era correcta.

En ese tiempo hasta 350 litros por segundo en las cantidades más reducidas tras diferentes actuaciones correctoras y un millar en los picos más elevados se han trasvasado de la cuenca Duero a la cuenca norte debido a las filtraciones.

Carlos González, letrado de Ecourban, ha considerado que la decisión ahora tomada debe conllevar responsabilidades al sumarse tanto el impacto ambiental como el económico.

En todo caso, se remarca, la decisión no tendrá efectos reales sobre la obra pero sí sobre la responsabilidad de quienes deban tomar medidas correctoras sobre la situación creada.

Fotos