Fomento formaliza el contrato de 5,63 millones para reparar el firme de la autovía León-Benavente

Estado actual del firme de la León-Benavente. /
Estado actual del firme de la León-Benavente.

Las obras contemplarán la reparación de 53 kilómetros de la Ruta de la Plata y tendrán un plazo de ejecución de 21 meses

LEONOTICIAS

León ya tiene que le arregle el «camino de cabras» de la Ruta de la Plata (A-66). El Ministerio de Fomento ha anunciado este viernes la formalización de contratos con Ferrovial Agroman tras la adjudicación el pasado 27 de abril la reconstrucción el firme.

Un proyecto que recibió 73 ofertas y que permitirá reparar la práctica totalidad del firme de la carretera que une León con Benavente. Concretamente, las obras contemplan más de 50 kilómetros (entre los puntos kilométricos 143y 196) y tienen un importe de 5,63 millones de euros, según publica este viernes el Boletín Oficial del Estado.

El pasado julio el departamento sacó a concurso la reparación profunda de 53,2 kilómetros del tramo leonés. El contrato especifica que esta vez se huirá de los parcheos superficiales para ejecutar una «reconstrucción estructural del firme», lo que requiere levantar parte de las capas superiores de la calzada para su saneo, con fresados de hasta 20 centímetros de profundidad.

El presupuesto de licitación fue de 11,9 millones, si bien como el único criterio para elegir contratista era el precio, y dado que fueron 73 los aspirantes que concurrieron a la puja, al final el ministerio ha logrado un contrato más ventajoso en lo económico. Lo firmará en los próximos días el ganador del concurso, Ferrovial Agromán, quien asegura ser capaz de entregar el trabajo a cambio de 6,8 millones. La rebaja es por tanto del 43,1% sobre el presupuesto de partida.

Firmar tan a la baja tiene la ventaja de que, si el contratista respeta el acuerdo, Fomento se ahorrará 5,17 millones de los que pensaba gastarse en esta actuación. El inconveniente es que le obliga a realizar un esfuerzo suplementario para controlar que la calidad de los trabajos se ajusta a lo firmado y que en caso de imprevisto la empresa tiene pocos incentivos para asumir cambios sin compensación económica. El proyecto entregado concede 21 meses de margen para terminar el trabajo, un lapso que en el Ministerio de Fomento confían en poder abreviar.

La actuación venía siendo largamente reclamada por todos los usuarios de la A-66, máxime después de que las últimas lluvias aceleraran el deterioro del carril derecho. Las irregularidades han llegado al punto de que por seguridad ha quedado reducida la velocidad máxima permitida en ese tramo a los 100 kilómetros por hora. Durante el tiempo que duren los trabajos habrá nuevas cautelas, toda vez que los operarios irán ocupando una calzada, obligando al tráfico en los dos sentidos a compartir la opuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos