Finaliza la renovación de la LE-521 entre Matallana de Valmadrigal y Valencia de Don Juan

Imagen de la LE-521 antes de acometer su reparación./
Imagen de la LE-521 antes de acometer su reparación.

El presupuesto de 800.000 euros ha permitido la renovación del firme en el tramo de 17,23 kilómetros

LEONOTICIASLeón

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha cumplido su compromiso y ha concluido las obras de renovación del firme de la carretera LE-521 que une las localidades leonesas de Matallana de Valmadrigal y Valencia de Don Juan.

Una actuación que salio adelante gracias a la enmieda planteada por la UPL al presupuesto del 2017. El presupuesto para este tramo de 17 kilómetros ha sido de 838.942 euros.

Las obras de esta carretera han consistido, básicamente, en la renovación del firme en el tramo de 17,23 kilómetros que separa las localidades de Matallana de Valmadrigal y Valencia de Don Juan, en la provincia de León. Para ello, se han regularizado las roderas existentes, saneado los blandones y renovado el pavimento, extendiendo una nueva capa de rodadura.

Además, se han ampliado y mejorado las obras de fábrica existentes, renovado la señalización vertical y la señalización horizontal de la carretera y sustituido las barreras de defensa.

La sección geométrica de esta carretera está formada por dos carriles de 3 metros y arcenes laterales pavimentados de medio metro. La capa de rodadura se realizó extendiendo y compactando una capa de mezcla bituminosa en caliente de cinco centímetros de espesor, a lo largo de 17 kilómetros.

Los drenajes han sido longitudinales y transversales. El drenaje de la carretera actual se realiza, longitudinalmente, mediante cunetas laterales en tierra, mientras el drenaje transversal se realiza a través de las diferentes obras de fábrica existentes, de tipo caño, tajea y alcantarilla, existiendo un pontón en el PK-9,453 que se ha prolongado un metro por ambas márgenes mediante la ejecución de un marco biarticulado.

Los accesos a caminos y fincas se han llevado a cabo mediante caño de hormigón de 500 milímetros de diámetro, reforzados con hormigón HM-20 y aletas de embocaduras adaptadas para evitar el empotramiento en el caso de la salida de un vehículo de la vía.

Respecto a la señalización, balizamiento y defensas, la señalización horizontal corresponde a la ejecución de pintura en eje y bordes de líneas de pintura de 10 centímetros de espesor y la vertical se ha realizado mediante la instalación de señales de tráfico. Se han retirado todas las señales existentes, que medían menoos de 90 cm., y se han sustituido por nuevas señales de 90 centímetros.

Sobre las defensas, estas corresponden a la barrera de seguridad de contención normal, nivel N2, considerándose para la selección del tipo de barrera, las indicaciones de la Orden Circular 35/2014 sobre Criterios de aplicación de sistemas de contención de vehículos. Se ha instalado la barrera con sistema de protección para motoristas en dos puntos singulares de la traza, de acuerdo con esos criterios.

Las obras en esta carretera se suman a la reciente puesta en servicio del tramo de la CL-626, que bordea el pantano de Los Barrios de Luna, cuyo presupuesto de renovación ascendió a 1,5 millones de euros.

El presupuesto para actuaciones en la Red de Carreteras de Castilla y León en 2018 asciende a 92,17 millones de euros, de los que 14,4 corresponden a proyectos en la provincia de León, que se distribuirán en actuaciones de conservación ordinaria y de atención a la vialidad, refuerzo y renovación de firmes, modernización y actuaciones de señalización vertical y horizontal.

Contenido Patrocinado

Fotos