IU exige claridad a la Diputación sobre el modelo de gestión de residuos urbanos procedentes de la ejecución de obras menores

Miguel Flecha, diputado de En Común./
Miguel Flecha, diputado de En Común.

La Diputación de León pretende «pasar su responsabilidad en la gestión de residuos a los municipios de menos de 20.000 habitantes que la soliciten», según IU

LEONOTICIAS

La ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local establece que para coordinar la prestación de los servicios de recogida y tratamiento de residuos, la Diputación propondrá, con conformidad de los municipios de menos de 20.000 habitantes, la forma de prestación, pudiendo ser directamente por la Diputación o mediante la implantación de fórmulas de gestión compartidas a través de consorcios, mancomunidades u otras fórmulas.

Izquierda Unida recuerda a la Diputación de León, que la «gestión de residuos» es, según la Ley de residuos y suelos contaminados 22/2011 de 28 de julio, la recogida, el transporte y tratamiento de los residuos, incluida vigilancia de estas operaciones, así como el mantenimiento posterior al cierre de los vertederos, incluidas las actuaciones realizadas en calidad de negociante o agente, y que la subvención de 10.000 euros para la construcción de un punto de recogida de residuos urbanos por obras menores implica el cumplimiento de ciertas obligaciones, entre ellas la detallada en el punto sexto, donde especifica que los beneficiarios deben encargarse de la gestión de los residuos de conformidad con la normativa de aplicación.

«En Izquierda Unida nos preguntamos cómo y dónde se podrán deshacer los municipios del acopio de residuos allí depositados. ¿Se realizará sin ningún tipo de separación? Entendemos que la gestión de los residuos es una prioridad, y que el objetivo de reciclar el 70% es un objetivo prioritario en el mundo actual, ya que la gestión de los RCD (que son materiales minerales, tierras, hormigón, ladrillos cerámicos, madera, yesos, plásticos…) permite y puede contribuir a la disminución del consumo de recursos naturales», afirman.

Desde Izquierda Unida consideran «necesario» un plan de gestión de residuos «que desarrolle todos los puntos importantes: la reducción, la separación y el reciclado, y esto implica la creación de empleo que no viene contemplada en esta subvención, dejando a los ayuntamientos nuevas competencias y obligaciones».

Contenido Patrocinado

Fotos