El 'esguilador' llega a Riaño

El esguilador./
El esguilador.

La localidad 'estrena' este nuevo personaje que trata de trepar a la copa del árbol que trata de explicar las costumbres de la comarca

LEONOTICIAS

La Fiesta del Mayo se celebra en la Montaña de Riaño cuando un hijo del pueblo canta su primera misa. La fiesta se desarrolla en tres fechas: el día de la traída del mayo, el día de la pina y el día de la misa nueva.

Es una costumbre ancestral de culto al árbol, de origen prerromano, posteriormente cristianizada. El último mayo se pinó en el pueblo de Prioro en el año 2015. Ya lijado y untado el mayo de grasa, los mozos lo alzan utilizando sogas, cadenas, escaleras y grandes tijeras de troncos.

Las mozas cantan canciones típicas del día, y ya pinado, ofrecen dulces y vino para todos. El día de la misa nueva, el cura es llevado a la iglesia por sus quintas bajo un arco de flores, y de igual modo, vuelve escoltado por sus quintos. Los padres del nuevo cura invitan a pastas y vino. Es el día que se trepa hasta la copa del mayo. En Riaño el último mayo se trepó en el año 2005.

En Riaño de manera permanente se ha instalado un mayo con un panel explicativo para que los turistas sepan lo que significa este tronco acabado en una copa vegetal. Y desde hace dos días un nuevo personaje intenta trepar a la copa. Es el esguilador, término de la lengua leonesa que significa trepador en castellano.

Temas

Riaño

Contenido Patrocinado

Fotos