Los embalses de la CHD en la provincia de se encuentran al 28,5% de su capacidad total

Embalse de Villameca, al 40% de su capacidad total. /Campillo
Embalse de Villameca, al 40% de su capacidad total. / Campillo

La situación es menos alarmante en la cuenca berciana y lacianega donde la media se sitúa entorno al 60%

ICALLeón

Los cuatro embalses de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en la provincia de León -Villameca, Barrios de Luna, Riaño y Porma- presentan un pobre aspecto, con menos de 370 hectómetros cúbicos (hm3) de agua acumulados sobre el total de casi 1.300 que poseen, es decir, el 28,5 por ciento de su capacidad total. Menos alarmante es la situación en las cuencas berciana y lacianega, dependientes de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS). Allí, el pantano de Bárcena, principal infraestructura hídrica de la zona, se encuentra lleno a más del 60 por ciento de su capacidad.

Al respecto, según los últimos datos publicados por la CHD, correspondientes al pasado jueves, el pantano de Riaño, el más grande de los cuatro que integran el sistema del Duero, se encuentra al 30,8 por ciento de capacidad, con 200 hm3 embalsados. La media de la última década se sitúa en 407 hectómetros cúbicos, más del doble de la situación actual.

Por su parte, los embalses de Villameca, al 37,5 por ciento de su capacidad; Barrios de Luna, al 21,4 por ciento; y Porma, al 30,1 por ciento, tampoco presentan mucho mejor aspecto. El año pasado, la los pantanos del sistema se encontraban al 67 por ciento de la capacidad, mientras que la media de la última década se sitúa entorno al 60 por ciento, más de 30 puntos por encima de los datos actuales.

Además, la sequía, con unas precipitaciones acumuladas de 2.743 litros por metro cuadrado desde el inicio del año hidrológico, y las altas temperaturas están agravando la situación, ya que los cuatro embalses registraron una variación negativa de 50 hectómetros en la última semana.

El Bierzo y Laciana

Al oeste de la provincia, en las comarca del Bierzo y Laciana, cuya gestión de aguas depende de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS), la situación es mucho menos alarmante. El principal embalse del organismo de cuenca en la provincia leonesa, el pantano de Bárcena, en Ponferrada, se encuentra al 60,7 por ciento de su capacidad, con casi 210 hectómetros cúbicos, sobre el total de 340 que puede llegar a contener, de acuerdo a los últimos datos publicados, correspondientes a la jornada de hoy.

Por su parte, el pantano de Montearenas, también en Ponferrada, se encuentra al 47 por ciento, mientras que el de Las Rozas, en Villablino, al 52 por ciento. El embalse de Matalavilla, en Páramo del Sil, es el que mejor situación presenta, con un 72 por ciento de su capacidad.

Contenido Patrocinado

Fotos