Los embalses de la provincia agotan sus reservas y Barrios de Luna se 'seca' hasta el 6,8% de su capacidad

Los embalses de León están completamente secos. / Noelia Brandón

La Comisión de Desembalse mantiene los volúmenes mínimos de reserva para el final del año hidrológico y las lluvias de los últimos días en las cabeceras de los ríos y los embalses no han supuesto un aumento perceptible de los caudales de entrada

LEONOTICIAS

Las reservas de agua se agotan en la provincia de León. Los cuatro principales embalses se encuentran a un 15,2% de su capacidad, lo que refleja un 60% menos de volumen con respecto al año anterior y un 55% menos que la media de la última década.

El caso más dramático se registra en Barrios de Luna, que tan sólo contiene 21 hectómetros cúbicos, lo que supone un 6,8% de su capacidad, un 80% menos que en 2016.

El pantano con mayor tamaño de la provincia, el de Riaño que acepta 651 hectómetros cúbicos, ya tan sólo cuenta con el 16,7% del total, un 60% menos que el dato registrado hace un año.

Mismo porcentaje ha perdido el Embalse del Porma, que se encuentra al 18,4% de su capacidad. Y, por último, Villameca está prácticamente seco con 3,6 hectómetros cúbicos de agua y el 18% de su total tras perder un 50% de lo que registraba en 2016.

La Comisión de Desembalse

La Comisión de Desembalse de la cuenca del Duero se reunió en la mañana de este lunes en sesión extraordinaria en la sede de la Confederación Hidrográfica del Duero, en Valladolid, para confirmar la propuesta de volúmenes mínimos aprobada en el anterior encuentro de este órgano celebrado el pasado día 4 de agosto. En el encuentro de hoy se acordó mantener los volúmenes fijados a comienzos de agosto, habida cuenta de que no se han producido cambios significativos en la situación desde la última convocatoria y que los embalses de la demarcación siguen registrando niveles muy bajos cuando apenas quedan tres semanas para el final del año hidrológico.

Según apuntan desde la CHD, los cálculos muy ajustados y realistas que ha venido efectuando la Confederación desde abril se han ido cumpliendo mes a mes, circunstancia que impide aprobar aportaciones adicionales a las dotaciones de regadío ya consumidas ante la prioridad de preservar las reservas de los embalses al consumo humano y los caudales ecológicos, como establece la normativa.

En la reunión de hoy, a la que asistieron representantes de los usuarios, se pudo constatar que las lluvias registradas en los últimos días en las cabeceras de los ríos y los embalses no se han traducido en un aumento perceptible de los caudales de entrada.

La Comisión de Desembalse evaluó también el desarrollo de la campaña de riego, que concluyó a mediados de agosto en los sistemas Carrión y Pisuerga-Bajo Duero, y que en el resto de los sistemas afronta su recta final con determinadas limitaciones.

Embalses al 25% de su capacidad

El volumen embalsado hoy lunes en los dieciocho embalses del Estado en la cuenca del Duero se sitúa 736,3 hm3, cifra que supone el 25,6 por ciento de su capacidad (menos de la mitad de la de 2016 en la misma fecha) y 21 puntos por debajo de la media de la última década.

El Alto Duero cuent aa día de hoy con una reserva final ratificada de 30 hm3 en el embalse de la Cuerda del Pozo; el Arlanza, con un volumen de 22 hm3 los embalses de Arlanzón y Úzquiza al final de campaña; Riaza, con un volumen final de 10 hm3 en el embalse segoviano de Linares del Arroyo; Pisuerga y Bajo Duero, los tres embalses del sistema (Requejada, Cervera y Aguilar) albergarán una reserva conjunta de 35 hm3, cifra ya reajustada en julio; Tera, una reserva a 30 de septiembre de un total de 116,7 hm3 entre los tres embalses del sistema (Cernadilla, Valparaíso y Nuestra Señora de Agavanzal, todos ellos en Zamora); Esla-Valderaduey (el embalse de Porma concluirá con 45 hm3 mientras que Riaño lo hará con 50 hm3, cifra modificada en julio en este último caso); Órbigo, con un volumen de reserva de 15 hm3 en Barrios de Luna, que fue aprobado en la anterior comisión de julio; Tuerto, el volumen establecido para el embalse de Villameca fue también reajustado en julio hasta los 2,5 hm3; Carrión, entre los dos embalses de Compuerto y Camporredondo, permanece como volumen de reserva del final de campaña de riego el de 18 hm3; Tormes, el volumen de reserva del final de campaña de riego el de 160 hm3 en el embalse de Santa Teresa, el mismo que fue establecido el pasado año; Águeda, entre los embalses de Irueña y Águeda se decidió una reserva de final de campaña de riego de 46 hm3; Adaja, en abril se aprobó una cifra de 10 hm3 en la presa de las Cogotas.

Fotos