Los embalses del Duero ganan 3,4 puntos durante la última semana y ya están al 74,2% de su capacidad

El deshielo provoca la crecida de los caudales. /Gráfico
El deshielo provoca la crecida de los caudales.

Los niveles están 19 puntos por encima de los registrados en 2017 aunque aún son cuatro puntos inferiores a la media de la última década

ICAL

Los embalses del Duero almacenan a día de hoy, un total de 5.574 hectómetros cúbicos de agua, lo que representa el 74,2 por ciento de su capacidad total, 3,4 puntos por encima de sus niveles la semana pasada.

La reserva hidráulica de la cuenca se sitúa ya 19 puntos por encima del dato registrado el año pasado por las mismas fechas, en un ejercicio marcado por una profunda seguía, aunque aún están cuatro puntos por debajo de la media registrada en la última década.

La información que facilita la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en su web, refleja que los principales embalses del estado elevaron sus reservas de forma generalizada durante la última semana. Las Cogotas, en Ávila, ganó 3,4 hectómetros cúbicos, hasta un total de 55,9, el 94,7 por ciento de su capacidad total. Asimismo, en Burgos, Arlanzón sumó un hectómetro cúbico y Úzquiza, 1,6, hasta los 21,8, casi lleno (22), y 65,6, con el 87,4 por ciento de su capacidad.

En la provincia de León, Villameca estaba al 87,4 por ciento, con 17,1 hectómetros cúbicos. Asimismo, Barrios de Luna, ganó 7,9 hectómetros cúbicos, hasta los 276,8, el 89,8 por ciento de su capacidad; Porma sumó 10,9, hasta los 272,3 (85,9 por ciento); y Riaño ganó 22,5, hasta los 548,5 (84,2 por ciento).

En Palencia, en el sistema Carrión, Camporredondo recibió la última semana 4,9 hectómetros cúbicos, hasta los 62,2, con un 88,8 por ciento de su reserva; y Compuerto, elevó su volumen embalsado en 5,1, hasta los 89,5, que representan el 94,2 por ciento de su capacidad. En cuanto al sistema Pisuerga, Cervera ganó 0,2 hectómetros cúbicos, hasta los 7,2, un 72 por ciento de su capacidad; y Aguilar, sumó 17,5, hasta los 166,1, con un nivel de reservas al 67,2 por ciento.

Por lo que se refiere al embalse de Santa Teresa, en Salamanca, almacenaba a fecha de ayer, un total de 437,9 hectómetros cúbicos, el 88,2 por ciento de su capacidad total, tras crecer la última semana en 12,6. En el sistema Águeda, en la provincia charra, Irueña ganó 8,3 hectómetros cúbicos, y Águeda, 1,7, y alcanzaron los 95 y 18,7, respectivamente, que representan el 86,3 y 85 por ciento de su capacidad total.

En cuanto a Segovia, Linares de Arroyo está prácticamente lleno, con 53,8 hectómetros cúbicos, tras ganar la última semana 7,9. En Soria, Cuerda del Pozo sumó 15,9 hectómetros cúbicos, hasta 202,6, que suponen el 84,2 por ciento de su capacidad.

En el extremo opuesto, las reservas sólo se redujeron en dos y 1,5 hectómetros cúbicos en Requejada, en el sistema Pisuerga, en Palencia; y Pontón Alto, en Segovia. El primero almacenaba ayer 51,8 hectómetros cúbicos, el 79,7 por ciento de su capacidad total; y el segundo, 5,9, con el 84,2 por ciento.

Cabe recordar que la mejoría en la situación de los embalses del Duero, permitió ayer a la Comisión Permanente de la Sequía, dar por finalizada la situación de sequía prolongada desde un punto de vista técnico. El incremento de las reservas de agua por las borrascas permitirá que la campaña de riego pueda desarrollarse con total normalidad salvo en algunos sistemas como el Pisuerga-Bajo Duero.

Contenido Patrocinado

Fotos