La Diputación quiere que su presupuesto «de mínimos» se apruebe antes de que acabe el mes

Francisco Castañón. / Noelia Brandón

Francisco Castañón asegura que quiere que las cuentas «sean reflejo de las voluntades no solo del equipo de gobierno, sino también de la corporación»

N. BARRIOLeón

Las cuentas provinciales se cuecen a fuego rápido buscando la deseada «agilidad institucional». Esta es la intención de la Diputación de León, que se encuentra trabajando en un presupuesto que aprobar cuanto antes.

«Es un presupuesto de mínimos, queremos que sea reflejo de las voluntades no solo del equipo de gobierno y del presidente, sino también de toda la corporación para que sea eficaz y eficiente», manifestaba el vicepresidente provincial, Francisco Castañón.

En esta línea, el alcalde de Pola de Gordón estimó que «queremos que esté aprobado en el mes de noviembre o la primera semana de diciembre, como mucho».

Contenido Patrocinado

Fotos