La Diputación destina casi 180.000 euros para 151 ayudas de urgencia social durante el primer semestre el año

El presupuesto total alcanza los 300.000 euros pero se trata de una partida abierta que se podrá incrementar si es necesario durante el resto del año

LEONOTICIAS

La Diputación de León ha otorgado durante el primer semestre de este año cerca de 311 ayudas de urgencia social, que benefician cerca de 300 familias leonesas, lo que supone que ya se han repartido 178.235 euros. El objetivo de la institución provincial es evitar la exclusión social de las personas que se encuentran sin recursos en la provincia.

Las Ayudas de Urgencia Social tratan de cubrir las diferentes necesidades básicas que tengan las familias, las personas que vivan solas o las víctimas de violencia de género. De estas ayudas concedidas, 119 por un importe total de 55.129 euros, se han destinado a cubrir los gastos de electricidad y calefacción que tienen las familias que se encuentran, según los informes del CEAS, en riesgo de `pobreza energética´.

Otras 71 ayudas, con un gasto de 48.695 euros, se han destinado al pago de alojamiento. Este aspecto, considerado una necesidad básica de subsistencia, se produce en aquellos casos donde la persona o la familia se forzada a abandonar su alojamiento habitual así como para ayudar a mantenerse en él. En este tipo de ayudas se enmarcan también las mujeres víctimas de violencia de género o familias desestructuradas, entre otras.

La Diputación también ha concedido, de enero a junio, 31 ayudas por importe de 23.854 euros para la manutención y los gastos de vestido e higiene en familias y personas que no disponen de recursos para ello. Incluso, las ayudas de Urgencia Social también permiten en abono de hipotecas y de otras deudas relacionadas con la vivienda, para evitar su pérdida. En este apartado, la institución provincial ha destinado 31.400 euros que se han repartido en 53 ayudas. Para la equipación básica de las casas, destinadas a la adquisición de elementos necesarios como colchones o neveras, se han destinado 7.247 euros, para un total de 17 ayudas. Para la reparación de viviendas en los casos en los que es necesaria la eliminación de barreras arquitectónicas entre otras, se han otorgado 4 por un valor de 6.008 euros.

Otras 12 ayudas, por importe de 9.146 euros, se han destinado para cuidados de salud, esencialmente para gafas, audífonos y para la realización de tratamientos odontológicos y prótesis bucodentales imprescindibles, siempre con el adecuado estudio médico.

La Diputación destina 1 de cada 4 euros del presupuesto a gasto social que tiene, como destinatario, a las personas que habitan en los municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia. “Pero existen personas y familias con unos problemas más acuciantes, que no pueden cubrir sus necesidades básicas de subsistencia, problemas derivados de la falta de recursos. «Son, en casos como esos, donde las administraciones tenemos que actuar», explicó el diputado de Servicios Sociales, José Miguel Nieto.

El presupuesto de la Diputación, dentro del convenio marco con la Junta de Castilla y León, dispone para este año de una partida de 300.000 euros para hacer frente a este tipo de necesidades. Sin embargo, como ya se hiciera durante el pasado año, la Diputación ya anunció que se destinarán todos los recursos que sean necesarios para que todos los leoneses que lo necesiten dispongan de las ayudas, por lo que se trata de una partida abierta.

Fotos