Una denuncia en Fiscalía revela que los vertidos ilegales de la Variante llegan a 1,6 millones de toneladas

Imagen de vertidos ilegales de una denuncia anterior./
Imagen de vertidos ilegales de una denuncia anterior.

Un extrabajador de la Variante lleva a la Fiscalía las pruebas de los vertidos ilegales, aportando localizaciones y tipos de vertidos realizados

J.C.León

Morteros, hormigones con aditivos, plásticos, maderas, lonas de ventilación, cintas transportadoras rotas y viejas, tubería de plástico de conducción eléctrica y todo tipo de residuos de obra. Durante años todos estos residuos, derivados de las obras de la Variante de Pajares, han sido depositados de forma ilegal en vertederos fuera de control en las proximidades a los diferentes lotes de esta actuación.

Es la denuncia que este lunes ha trasladado a la Fiscalía de León un extrabajador de las obras, denuncia a la que ha sumado fotografías tomadas por él mismo y aportadas por otros compañeros de obra y en las que se aprecia la presencia de residuos enterrados sin ningún tipo de reciclaje.

«He entregado todas las pruebas porque lo que ha ocurrido allí es terrible, es un delito medioambiental sin precedentes y nadie ha querido hacer nada ni solucionar el problema», ha asegurado tras presentar la denuncia en Fiscalía.

Vertidos constantes y continuos

De hecho en el objeto de la denuncia -a la que ha tenido acceso leonoticias- se advierte que se trata de una medida tomada y destinada a «promover las actuaciones correspondientes en defensa dela naturaleza y de un medio ambiente adecuado y de salud para las personas, teniendo en su ámbito de actuación en el Municipio de Pola de Gordón y la Robla».

El denunciante relata que durante años ha venido «observando el vertido constante y continuo de morteros, hormigones con aditivos de hormigón, plásticos, maderas, lonas de ventilación, cintas transportadoras rotas y viejas, tubería de plástico de conducción eléctrica y todo tipo de residuos de obra».

Dichos vertidos eran realizados por las empresas constructoras de los túneles del AVE Variante Pajares en sus tramos en dichos municipios, según aporta en un escrito en el que se detallan las empresas que presuntamente cometieron el delito medioambiental.

Era obligatorio reciclar

Las citadas empresas, tal y como consta en la denuncia, «tenía su vertedero asignado para los residuos que no era necesario reciclar por ley, pero tal y como yo comprobé día a día cuando estuve trabajando allí en esos vertederos se enterraba de todo tal y como he relatado anteriormente. No se cuidaban de nada, actuaban con total impunidad día y noche los 365 días del año. Jamás se transportó a un centro legalizado de tratamiento de residuos según dice la resolución de 17 mayo del 2002 por la que se formula declaración de impacto ambiental y aprobada el 30-5-2002 ( ref. BOE A2002 10457-4-5 Gestión de Residuos). Hay que tener en cuenta la magnitud de la obra, en su momento la segunda más grande de Europa realizada con ayudas europeas».

El propio denunciante no se habrían reciclado 1,6 millones de toneladas. Y matiza: «Hace 15 años la tasa por reciclar 15 toneladas costaba 50 euros más el transporte. Desde las obras del Túnel serían 4 horas por viaje a León más la tasa correspondiente. Si hubieran hecho las cosas de acuerdo a la Ley, sólo tendrían que presentar la carta de porte de cada viaje con fecha, firmada por la propietaria de los residuos, lugar de carga, transportista con su firma , el centro de tratamiento con su firma y sello. Esto supondría ciento de miles de viajes de 25 toneladas cada uno, y que nunca se realizaron y se lo ahorraron a pesar de que en el proyecto si había una partida para este tipo de actuación».

Enterrazas piezas y dovelas

La denuncia hoy aportada a la Fiscalía es tan detallada que establece que en el Lote 2 al finalizar se enterró en lo que fueron talleres y vestuarios 2.700 piezas de dovelas del sostenimiento del túnel que de media pesan 9 toneladas. Al mismo tiempo «el Lote 2 por necesidades de obra enterró aproximadamente 200 anillos completos lo que significan 25.000 toneladas de hormigón con ferralla proveniente del cruce de túnel este con el oeste y v iceversa y dovelas de emboquille de galerías de conexión», según consta en la denuncia.

«Lo mismo ocurrió en el Lote 1 con la dovelas de los emboquilles de las galerías de conexión, dovelas base de las estaciones de bombeo en ambos túneles, las dovelas de la caverna del túnel este para el desmontaje de la tuneladora. El lote Sur entre los muchos vertidos de los que uno se acuerda enterró 600 dovelas base que de media pesaban 5 toneladas en el vertedero», asegura en la denuncia.

Todo ello, advierte el denunciante, es de una gravedad extrema cuando además se trata de una zona Reserva de la Biosfera, Red Natura 2000, Cañada Leonesa Real, Cañada Leonesa Occidental y Ruta de San Salvador.

La denuncia presentada este lunes ante la Fiscalía complementa una anterior ya en marcha presentada por Ciudadanos pero especifica de forma más feaciente los lugares y puntos en los que se cometieron los presuntos delitos.

Contenido Patrocinado

Fotos