La defensa de los asesinos del pequeño Imran piden la repetición del juicio oral

La madre del niño, Fadila Chardoud, llegó en un furgón poco antes de las 10.30 horas esposada.

Argumentan que el acta de votación del jurado contiene contradicciones por lo que solicitan la nulidad de la sentencia

CECILIA PÉREZ

A las 10.25 de la mañana llegaba al Tribunal Superior de Justicia de Asturias, Fadila Chardoud. Lo hacía esposasada y escoltada por dos agentes de la Policía Nacional desde el centro penitenciario de Asturias.

Tranquila y vestida con un pantalón de chándal gris y sudadera oscura, la madre del bebé asesinado en octubre de 2014 por su pareja, David Fuente, y abandonado después en el interior de una maleta en el apeadero de La Argañosa, accedió a la sala. Tanto ella como su pareja, que compareció a través de videoconferencia desde la prisión de Manilla de las Mulas, fueron condenados por un tribunal popular a 33 añosy cinco meses de de prisión para cada uno, por los delitos de asesinato, malos tratos habituales, lesiones y profanación de cadáveres.

Hoy sus defensas presentaron sendos recursos de apelación. Ambos pidieron la nulidad de la sentencia y por lo tanto la repetición del juicio oral.

La defensa de David Fuente centró su argumento en que el objeto del veredicto del jurado popular fue nulo. Lo fue, aseguró Fernando de Barutell, porque existió una clara "contradicción" en su resolución. Esto es, el veredicto de culpabilidad del acusado se debió a hechos "no probados", argumentó el letrado. De Barutell también aseguró que el veredicto no estuvo "motivado", es decir, suficientemente argumentado.

Por su parte, la defensa de Fadila Chardoud, madre del bebé, apeló de nuevo a la inocencia de su defendida que volvió a presentar como víctima de violencia de género. Belén González puso de relieve el "quebrantamiento de las normas y garantías procesales" así como la "vulneración del principio de inocencia" de la madre del pequeño de 21 meses. González volvió a apelar a que David Fuente reconoció maltratar a su pareja y al hijo de esta, algo que el jurado no tuvo en cuenta. Por todo, pidió la libre absolución.

La respuesta del Ministerio Fiscal y de la acusación particular desestimó ambos recursos de apelación. Tanto Tomás Álvarez Builla como Pablo Carrera coincidieron en reseñar la sentencia, en primera instancia, como "intachable" y "ajustada a derecho".

En el turno final de la vista, ninguno de los acusados quiso añadir nada, pese a la opción que les brindó el juez titular.

De prosperar los recursos, el juicio tendría que volver a repetirse.

Fotos