El Centro de FP de La Robla «seguirá adelante» y denuncia la «falta de voluntad» de la Junta

Un joven realiza trabajos de soldadura en el centro de FP de La Robla. / Sandra Santos

Esta escuela de formación profesional cuenta con 168 alumnos y 15 profesores y apuesta por «integrarlo en la red pública» para evitar su cierre tras la falta de financiación de la Fundación Hullera Vasco Leonesa, de la que se abastecía

RUBÉN FARIÑASLa Robla

La incertidumbre se envuelve de optimismo, al igual que sus muros lo han hecho con el frío roblano durante más de medio siglo.

Ahora, esta escuela de La Robla tiene un problema. Su titularidad es privada, de la Fundación Hullera Vasco Leonesa, que pertenecía a la empresa minera en liquidación. «Se ha ido a pique y está arrastrando a todas sus filiales, lo mismo le ocurre a la escuela. Se ha visto arrastrada por esa pérdida de ingresos».

El Centro de Formación Profesional Virgen del Buen Suceso no se cerrará, de eso están convencidos sus docentes y los alumnos. «Es lo único que nos queda de referencia minera. Se ha ido todo al garete en la minería y esto es lo último que queda de ese patrimonio minero que nos pertenece un poco a todos», apunta la portavoz, Sara Alonso.

Ofrecen cobertura educativa a 13 municipios e imparten grados de soldadura, calderería, informática, electricidad y uno superior de construcciones metálicas. Además, cuentan con mucho patrimonio, protagonizado por la figura de Vela Zanetti. «No hay ningún sitio con más obra concentrada de este artista que aquí». A ello se suma la escuela mina, donde se formaba a los mineros, y la biblioteca de Arias Navarro, con joyas de la historia de España.

Cubren el 100% de las plazas disponibles, hasta alcanzar los 168 alumnos y cuenta con 15 trabajadores. Su ratio de éxito y salidas profesionales en los estudios que ofrecen es cercano al 40%.

Las barracas del FP La Robla y estudiantes de mecánica.

Por todo ello lucharán y apuestan por esta solución: «Hemos apostado por integrarlo en la red pública y seguimos apostando por ello. Pero no nos cerramos a ninguna otra opción.

Eso sí, denuncian la falta de voluntad política de la Junta de Castilla y León y consideran «una falta de respeto con los trabajadores», por parte de la Consejería de Educación, tras lo que vivieron en las Cortes, «fue bochornoso». Creen que Fernando Rey quiso «confundir a la opinión pública» y que el consejero confundió las pretensiones de los trabajadores del centro.

Miles de alumnos han estudiado en este centro desde 1963, fecha en la que la Hullera Vasco Leonesa creaba aquí este bien social. «El objetivo era que los jóvenes de esta zona estuvieran preparados para ser grandes mineros y después fue creciendo hasta ser un centro de FP que tenemos un concierto educativo con la Junta de Castilla y León».

Un ejemplo del éxito educativo de esta escuela es el estudiante Jonathan González. Fue minero durante 13 años y medio y, a raíz del problema de la Hullera, tuvo que optar por reciclarse para acceder al mercado laboral, ya que solo disponía del graduado escolar.

Estudiantes de electrónica, la escuela mina y un aula.

«Decidí apuntarme al Virgen del Buen Suceso y es una experiencia recomendable para todo el mundo. Antes de acabar los estudios ya he tenido la opción de entrar en una empresa a trabajar».

Ahora es electromecánica en una empresa de La Magdalena y apuesta porque el centro de Formación Profesional «no se puede cerrar». Desde su punto de vista, no cree que la Junta deje a un lado el centro porque «sería un grandísimo error. Aquí se abren puertas a la mayor parte del alumnado que pasa por él porque la formación es excepcional; todos salimos muy preparados de aquí y las puertas que se nos abren son muy amplias».

También matiza que esperan que desde Valladolid «abran los ojos» y ayuden todo lo posible para que esto siga adelante. «La Junta debería implicarse un poquitín más y se lo debe a la zona».

Misma opinión tiene una de sus estudiantes, Mónica Rodríguez, que viaja desde León todos los días para formarse aquí. «No me gustaría que cerrase, es un buen centro y tiene buen material». Ella cursa un grado medio de electricidad, algo que le llamó la atención «porque había pocas chicas que se dediquen a ello».

Los profesores, que enseñan a trabajar en los talleres, el diseño y la parte más técnica de oficinas –como cálculo de estructuras o diseño 2D y 3D-, viven «con incertidumbre» estos días.

José Miguel Aller Tascón, docente de soldadura, calderería y estructura metálica asegura tener ganas «de que esto salga para adelante», por ello trabaja con mucha fuerza «como hemos trabajado siempre, peleando por todos los campeonatos y la formación que damos aquí día a día».

No quieren que la Junta de Castilla y León reduzca el problema a qué va a pasar con los docentes. Consideran que el Virgen del Buen Suceso de La Robla es mucho más. Es un centro de referencia, un punto de oportunidades para la cuenca minera y un enclave cultural de la provincia.

Contenido Patrocinado

Fotos