Castilla y León convierte al medio rural en ‘laboratorio’ de un sistema inteligente de gestión de servicios públicos

Alumbrado público con sensores en farolas para detectar la presencia de personas y encenderse si hay un peatón cercano./César Sánchez
Alumbrado público con sensores en farolas para detectar la presencia de personas y encenderse si hay un peatón cercano. / César Sánchez

Fomento y las diputaciones iniciarán en el primer semestre de 2018 las pruebas de la plataforma de software y del primer centenar de sensores

ICAL

Castilla y León abre camino en la aplicación de la tecnología en la gestión de servicios públicos en el medio rural. La Consejería de Fomento y Medio Ambiente y las nueve diputaciones provinciales impulsan un sistema pionero en España para modernizar competencias municipales como el alumbrado, la gestión del agua o la recogida de basuras de la mano del ‘internet de las cosas’, es decir, utilizando la información que proporcione la red de sensores instalados en farolas, contenedores o depósitos.

Se trata del proyecto ‘Territorio Rural Inteligente Castilla y León’, que sigue la estela abierta por las ‘smart cities’ y que arrancará con esos tres servicios como una experiencia «pionera» en España, según fuentes de Fomento y Medio Ambiente. No obstante, la iniciativa aspira a extenderse en el futuro a otras funcionalidades, como el turismo o la seguridad ciudadana, para ahorrar costes de gestión, mejorar la calidad de la prestación que reciben los ciudadanos y generar nuevas oportunidades para empresas 4.0.

La puesta en marcha de este sistema ya ha comenzado con el objetivo de iniciar las pruebas en el primer semestre del próximo año. Para ello, Fomento ha iniciado el procedimiento de contratación para desplegar la plataforma software y un número limitado de sensores, en torno a un centenar, que enviarán información por control remoto. La empresa adjudicataria será la que determine su ubicación para comprobar la operatividad del proyecto.

Caléndula

De esta forma, una vez que el proyecto supere esta primera etapa de pruebas comenzará la segunda. Durante tres años, las diputaciones provinciales instalarán y mantendrán miles de sensores y actuadores que gestionarán los servicios públicos de alumbrado, agua y recogida de residuos. Fomento lidera la iniciativa y pone a disposición de este sistema inteligente el Centro de Supercomputación, ‘Calendula’, ubicado en León, debido a su capacidad para albergar servidores.

Las dificultades que arrastra Castilla y León para las comunicaciones no serán una barrera para ‘Territorio Rural Inteligente Castilla y León’, puesto que los sensores requieren una tecnología sencilla para enviar la información a la plataforma, un único gestor que ofrece a las diputaciones una reducción importante de los costes. De hecho no necesitan 4G o fibra, lo que supondría un problema en un gran número de localidades de la Comunidad.

Aplicaciones

El avance de la tecnología permite conocer en tiempo real el estado de cada servicio público gestionado, lo que facilita la actuación inmediata para adaptar su funcionamiento a las condiciones específicas de cada momento, así como el análisis de la información generada para apoyar la toma de decisiones que puedan mejorar y optimizar la prestación del servicio.

En cuanto al alumbrado público, los sensores en farolas pueden detectar la presencia de personas y encenderlas si hay un peatón cercano, lo que permitirá ahorrar costes a los ayuntamientos e incluso aprovecharlos como repetidores de señal WiFi o punto de recarga de móviles. Respecto a los residuos, se busca, por ejemplo, conocer si los contenedores están llenos para programar las rutas de los camiones de recogida y evitar desplazamientos innecesarios. Además, pueden ayudar a los consistorios a detectar fugas de agua en las redes de suministro y a vigilar en tiempo real y de un modo remoto la calidad o el consumo.

De esta forma, la Consejería y las diputaciones podrán determinar las ventajas y retornos que ofrece la aplicación de sistemas inteligentes en la gestión de servicios, como vía para mejorar la eficiencia, pero también la calidad y la transparencia, lo que podría abrir nuevas vías de negocio en el medio rural a empresas especializadas en la prestación de servicios.

Inversión

La actuación, cofinanciada en un 50 por ciento por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el marco del Programa Operativo de Castilla y León 2014-2020, cuenta con un presupuesto de 1,11 millones de euros, de los que la Consejería de Fomento y Medio Ambiente aportará 750.000 euros. En concreto, con esta partida financiará el desarrollo e implantación de una plataforma software inteligente, común para las nueve diputaciones, que pueda gestionar servicios públicos de alumbrado, recogida de residuos y gestión del agua, entre otros.

En este momento, Fomento busca empresa para ejecutar este proyecto, por lo que pueden presentar sus ofertas hasta el 28 de septiembre, que se abrirán el 9 de octubre. Todo ello con el objetivo de cerrar en este año la adjudicación y formalización del contrato para que en 2018 comience su ejecución, que tendrá una duración total de 30 meses.

Servicios en línea

El proyecto ‘Territorio Rural Inteligente Castilla y León’ se enmarca en la iniciativa ‘Red de Municipios Digitales de Castilla y León’ que ha venido desarrollando la Junta de Castilla y León desde el año 2007, a la que ya se adhirieron las diputaciones y los principales ayuntamientos de la Comunidad, con el objetivo de impulsar los servicios públicos en línea en el entorno local a sus ciudadanos, empresas y organizaciones utilizando las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Además, se suma la Agenda Digital para Castilla y León 2014-2020, que forma parte de la Estrategia Regional de Investigación e Innovación para una especialización inteligente de Castilla y León, uno de cuyos objetivos es impulsar la e-Administración y mejorar la eficacia, eficiencia y calidad de los servicios públicos a través de un uso intensivo de las tecnologías de información y comunicación.

Contenido Patrocinado

Fotos