El «caos» ambiental de la Variante de Pajares exige una restauración «integral» y no meras medidas compensatorias

El arroyo Alcedo, que llegó a perder 9,7 los litros por segundo a través de 30 socavones. /
El arroyo Alcedo, que llegó a perder 9,7 los litros por segundo a través de 30 socavones.

Los afectados por la obra ven «insuficiente» la oferta de Adif y exigen la elaboración de un estudio que contemple los daños reales y los de futuro para implantar medidas preventivas y correctoras

A. CUBILLAS

“Es un avance pero es insuficiente”. Los vecinos afectados por la Variante de Pajares ven positivo la intención de Adif de contratar un estudio sobre los aforamientos en cauces y manantiales en la zona de los dos macrotúneles aunque entienden que su resultado debe tener como objetivo adoptar, además de compensatorias, medidas preventivas y correctoras.

Porque el fallo ha “sido muy grave y esto no puede quedar en un mero error”. Así lo señala Carlos González Antón, representante de la Federación Leonesa de Entidades Locales y del despacho Ecourban, que incide en la necesidad de que se elabore un estudio de impacto ambiental “integral” que contemple todos los daños reales, posibles y de futuro para anticiparse a ello y no limitarse a la afección en el agua.

Y así se lo han trasladado al Ministerio de Medio Ambiente a través de un escrito en el que califican de absolutamente “insuficiente” la medida establecida por Adif y les emplazan a que la evaluación del estudio hidrológico se integre en la modificación de evaluación de impacto ambiental, tal y como el Ministerio se comprometió a finales de julio.

Adif responde a instancias de la Confederación Hidrográfica del Duero pero no podemos quedarnos en este informe que se dedica en exclusiva al agua. Necesitamos saber cuál es el impacto que la falta de agua está afectado en otros sectores. Conocer el alcance real de los daños de la obra de la Variante”, remarca Antón.

«León se juega mucho»

La CHD reconoció la “gravedad” de la situación y las pérdidas de entre ocho y diez hectómetros cúbicos anual, una “barbaridad”, según señalan los afectados, y más en año como el actual con una acuciante sequía que aunado con un inverno seco podría provocar problemas de desabastecimientos.

Un escrito en el que además incide en la necesidad de que Adif no se limite en evaluar y compensar sino que corrija los daños y se instrumente un proyecto global de restauración de la zona que salga a información pública con medidas correctoras y preventivas.

“Las medidas compensatorias son adicionales y siempre deben ser adicionales a las correctoras. Y aquí no se ha planteado. Es un caos ambiental que requiere de una restauración integral”, lamenta Antón, que incide en la afección que está provocando estos daños en los acuíferos en otros sectores de la zona, como la ganadería o servicios.

Primeras consecuencias

Entre el verano de 2014 y finales de ese año, los operarios practicaron una canalización, en el arroyo del Alcedo, el mejor diagnosticado. El cauce ya fue canalizado anteriormente pero el hormigón rompió por las depresiones del terreno.

A mediados de 2013 Pablo Valenzuela, investigador de la Universidad de Oviedo, publicó un trabajo fin de máster estimando en 9,7 los litros que cada segundo perdía el Alcedo a través de 30 socavones y dolinas cuyo tamaño crecía año tras año. Las grietas eran de tal tamaño que el arroyo quedaba seco durante un tramo de su curso.

Medidas correctoras y preventivas

“Debemos saber cuáles serían los costes del bombeo de agua para evitar que León pierda al año 10 hectómetros cúbicos. Nos jugamos mucho en la provincia y en especial los vecinos de la zona”, apunta el letrado, que advierte de que la conexión de León con Asturias están poniendo en jaque “el corazón de la Cordillera Cantábrica” tanto cuantitativa como cualitativamente.

Situación que pusieron en conocimiento ante la Comisión Europea al entender que se está cometiendo “un claro agravio al derecho comunitario y es hora de que Europa revise con lupa este proyecto en el que se ha gastado cientos de millones de euros”. Una queja que actualmente está en vías de tramitación pero que pudo haber sido el toque de atención al Gobierno de España para autorizar la contratación del informe que anunció esta misma semana Adif.

La Variante de Pajares, según los denunciantes, ha supuesto la “violación” de la directiva de Hábitats al afectar el trazado ferroviario a espacios de la Red Natura 2000 de Asturias y de Castilla y León, “la mayor protección ambiental que tiene la Unión Europea”, así como la directiva de Impacto Ambiental y del Agua.

Fotos