Una avería en la rampa de Pajares obliga a trasladar a 800 pasajeros en autobús de Gijón a Villamanín

Pasajeros afectados por la avería, en los autobuses./
Pasajeros afectados por la avería, en los autobuses.

La incidencia que afectó a tres trenes de la tarde obligó a fletar varios autobuses para hacer el tramo entre Gijón y la localidad leonesa

RAMÓN MUÑIZ

Una caída de tensión en la catenaria que alimenta a los trenes que circulan por la rampa de Pajares obligó a interrumpir el tráfico ferroviario por esta vía única que une Asturias y la meseta. La incidencia se declaró a las 15.51 horas en el tramo entre Linares-Congostinas y Puente de Los Fierros, y se completó con una avería a las 16.15 horas en la subestación de Puente de los Fierros.

Para responder a la incidencia, Renfe Viajeros tuvo que fletar de urgencia varios autobuses gracias a los cuales sus clientes vencieron el tramo entre Gijón y Villamanín, donde les esperaban nuevos servicios Alvia. En total la compañía estima en unos 800 los usuarios afectados.

A las 19.10 horas el personal desplazado por Adif a la zona logró restablecer la normalidad al fluido eléctrico y reabrir el tráfico ferroviario. Una parte de los afectados llegaron con tres horas de retraso al destino.

Fotos