Los análisis indican que los osos heridos en Cantabria y Palencia eran diferentes ejemplares

Ejemplar de oso pardo cantábrico./Fundación Oso Pardo
Ejemplar de oso pardo cantábrico. / Fundación Oso Pardo

Los equipos de rastreo no han podido localizar al animal que fue herido en Casavegas durante una cacería de jabalíes

EL NORTEPalencia

El Servicio Veterinario de Genética Molecular de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, confirma que la sangre del ejemplar recogido en la localidad de Casavegas y la muestra de pelo del ejemplar de Liébana son distintas genéticamente. Se trata por tanto de dos ejemplares diferentes.

Las muestras de sangre analizadas, fueron recogidas el pasado 18 de noviembre cuando se inició la búsqueda de un oso herido accidentalmente en el transcurso de una montería de jabalí, en la localidad de Casavegas, término municipal de La Pernía (Palencia).

El dispositivo de búsqueda, coordinado por técnicos de la Junta de Castilla y León, se intensificó a la mañana siguiente con la incorporación al dispositivo de varios agentes medioambientales, celadores de Medio Ambiente, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA), veterinarios de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente, miembros de la Fundación Patrimonio Natural y de la Fundación Oso Pardo (FOP), ayudados por perros especializados en seguir rastros de animales heridos. Este dispositivo se mantiene activo y se ha ampliado e intensificado a otras áreas, pero hasta el momento no se ha localizado en Castilla y León ningún oso herido o muerto.

Las muestras de sangre del animal recogidas en el lugar de los hechos, los días 18 y 19 de noviembre, acompañadas de actas de toma de muestras y siguiendo la preceptiva cadena de custodia, fueron remitidas a varios laboratorios de análisis genético para determinación de especie, genotipado y sexado del ejemplar.

El lugar del disparo es límite con la Comunidad Autónoma de Cantabria y se informó del incidente al Servicio de Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria. Dos días después, en la Comarca de Liébana (Cantabria), se halló un ejemplar de oso herido del que se recogieron muestras de pelo que fueron enviadas a los mismos laboratorios.

Los resultados analíticos recibidos desde el Servicio Veterinario de Genética Molecular, de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Autónoma de Barcelona, confirman que la sangre del ejemplar recogido en la localidad de Casavegas, pertenecen a un oso pardo cantábrico (Ursus arctos) y que las muestras de pelo del ejemplar herido en Cantabria son también de un oso pardo cantábrico, que tras la identificación individual de ambas muestras de oso (con marcadores moleculares tipo SNPs) son distintas genéticamente (se diferencian en más de 10 SNPs. Se trata por tanto de dos ejemplares diferentes.

Contenido Patrocinado

Fotos